Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El galacho de la Alfranca

Agua y naturaleza

Los galachos son brazos o meandros abandonados del río Ebro cuando este cambia su trazado y modifica su cauce debido a la dinámica fluvial. Sobre estos importantes humedales se desarrolla una vegetación espontánea que evoluciona lentamente hasta la desaparición completa del galacho.

El Galacho de la Alfranca de Pastriz puede verse desde la ruta.
Agua y naturaleza
PRAMES

Pastriz es una localidad situada en plena huerta del Ebro, a 187 m de altitud. A la entrada se encuentra el palacio del barón de Guía Real, muy llamativo porque sus muros están cubiertos de hiedra. En el núcleo urbano destaca la torre de la iglesia parroquial de San Pedro, de estilo góticomudéjar. Por su parte, La Puebla de Alfindén (197 m) atesora un notable conjunto arquitectónico constituido por la casa consistorial y la parroquial (con la majestuosa torre mudéjar con aire de alminar musulmán), ambas unidas por un arco-pasadizo. La finca de La Alfranca, inicio de nuestro recorrido, se encuentra a 2 km de Pastriz y a 3 km de La Puebla, por pistas agrícolas perfectamente señalizadas y accesibles a todo tipo de vehículos.

Perteneciente a los marqueses de Ayerbe, la finca de La Alfranca alberga una villa residencial, también conocida como casa de Palafox, y un convento que fue administrado por la Orden de San Vicente de Paúl. En la actualidad este conjunto y otros edificios anexos están siendo rehabilitados y, junto al actual Centro de Interpretación, se convertirán en un gran centro expositivo sobre el medio ambiente aragonés.

Desde el Centro de Interpretación se debe seguir el itinerario del meandro y soto del Rincón Falso, convenientemente señalizado y jalonado con paneles informativos sobre la naturaleza. Además, en la finca de La Alfranca es factible estacionar el vehículo en un aparcamiento junto a un característico pinar. Previo permiso en el Centro, no dejar de visitar el galacho de La Alfranca con uno de los carrizales más extensos de Aragón, refugio además de aves entre las que destaca una importante colonia de martinetes, la garza imperial, la garceta común, la garcilla bueyera, o las anátidas, que tienen aquí una importante zona de paso e invernada.

La ruta bordea la zona restringida del galacho y se acerca al cauce del Ebro, un lugar con buenas panorámicas sobre los elementos fluviales y sobre el soto de Nis, aledaño al galacho de El Burgo, en la otra orilla del río. 300 metros más adelante, a la derecha del camino, tenemos la opción de entrar en el magnífico meandro del Rincón Falso, visitando su soto. Se trata de un auténtico bosque galería en el que podremos observar las clásicas bandas de vegetación en función de la resistencia al paso de las agua. Más próximos al río crecen los tamarizales y las saucedas, mientras hacia el interior del meandro se encuentran árboles de mayor envergadura como el álamo blanco y el chopo, el fresno y el olmo. Visitada esta exuberante selva, se retorna a la pista que transita por encima de la mota (dique que protege la huerta), hasta una característica trifurcación en el extremo del meandro. Con un brusco cambio de dirección se toma el ramal de la izquierda que, atravesando las huertas de La Alfranca, vuelve al aparcamiento del pinar o al Centro de Interpretación.

Etiquetas