Aragón

Verano

Aínsa, desde todos los ángulos

El conjunto histórico de la villa medieval de Aínsa ha sido estudiado y fotografiado en multitud de ocasiones, pero nunca en 360º. El castillo o la Iglesia de Santa María, entre otros, dan forma a uno de esos municipios que tienen un sabor especial.

Vista de Aínsa en 360º
Vista de Aínsa en 360º
IGNACIO FERRANDO/ABACO

A 589 metros de altitud, en la confluencia de los ríos Ara y Cinca, se encuentra la villa medieval de Aínsa, enclave principal de la comarca del Sobrarbe.

Jalonando la zona más elevada del municipio se alza el inconfundible castillo, que cuenta ya con cerca de diez siglos. Esta construcción constituyó uno de los ejes básicos de la línea de defensa de los territorios cristianos. Para preservarlo del enemigo, se decidió amurallar todo el conjunto.

Además del archiconocido castillo, Aínsa cuenta con un casco histórico declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1965. Éste está formado por varios elementos de gran interés, como la Iglesia parroquial de Santa María, de estilo románico y consagrada en 1181. Las dimensiones de la torre la hacen única en el románico aragonés.

Dando cobijo al Ayuntamiento y con soportales a sendos lados, la Plaza Mayor ainsetana disfruta de vistas privilegiadas a la fortaleza medieval. En ella se encuentran, además, las prensas de uva comunitarias, ahora en desuso. Las casas de Bielsa (siglos XVI-XVII) y de Arnal (siglo XVI) son, por sus ventanas, portadas y rejas, claros paradigmas de las construcciones típicas de la zona.

Etiquetas