Despliega el menú
Aragón

ENTREVISTA

Luis Oro: «El desarrollo sostenible necesita de la química»

Luis Oro, catedrático de de Química Inorgánica
Luis Oro, catedrático de de Química Inorgánica
HERALDO

CONFERENCIA

‘QUÍMICA: UNA CIENCIA PARA UN MUNDO SOSTENIBLE’. Por Luis Oro.

4 DE ABRIL. A las 19.30. Ibercaja-Zentrum (Joaquín Costa, 13. Zaragoza).

Catedrático de Química Inorgánica, Luis Oro dirige el Instituto de Catálisis Homogénea de la Universidad de Zaragoza. Autor de más de 500 publicaciones científicas, este investigador zaragozano es uno de los más citados por todos los expertos mundiales del campo de la Química. Esta tarde, en Ibercaja Zentrum hablará sobre nuevos procesos y productos químicos en una innovadora orientación hacia la sostenibilidad.

La química ha proporcionado grandes progresos para la humanidad, pero también ha supuesto la introducción de muchas sustancias en el ciclo de la naturaleza, ¿qué alteraciones se han podido producir por ello?

Históricamente la química ha resuelto en buena medida los problemas de las hambrunas, el dolor, la fiebre, las infecciones (con abonos, plaguicidas, analgésicos, antipiréticos, antisépticos, antimicrobianos y antibióticos), y ha proporcionado casi todos los materiales que soportan la civilización que disfrutamos, desde los aceros especiales al aluminio, el silicio, las cerámicas o los polímeros. La química y la tecnología nos han permitido llegar a ser lo que somos pero, en la búsqueda de una mayor calidad de vida, se han generado modificaciones ambientales, un problema que no tendríamos si, como alternativa, la humanidad consistiera en unos miles de seres, acosados por el hambre, las plagas y las enfermedades. Gracias a la química, y en general a la ciencia y tecnología, no estamos en la prehistoria.

Sin embargo, ha contribuido a problemas ambientales como la contaminación atmosférica o de las aguas o el cambio climático.

La necesidad de atender las crecientes demandas de una población mundial que se aproxima a los 7.000 millones de personas, tiene, sin duda, consecuencias ambientales, y la química busca soluciones. En referencia al agua, el simple uso de cloro ha salvado millones de vidas, ya que desde que la humanidad realiza la cloración de aguas se han evitado enfermedades como el cólera o la hepatitis.

Uno de los retos mas importantes de la química es contribuir un desarrollo sostenible del planeta evitando un consumo insostenible de los recursos. La energía, el agua, los alimentos y el medio ambiente son los cuatro retos mas importantes de nuestro mundo. La química es una ciencia fundamental para identificar el origen de la contaminación, y proponer posibles opciones para solucionarla o para minimizar sus efectos negativos. Sin duda, en este siglo XXI, el desarrollo sostenible necesita de la química y su capacidad de dar respuesta a las demandas sociales.

Frente a eso, ¿qué cambio supone la química sostenible?

Un importante cambio conceptual que tiene como objetivo el diseño, desarrollo e implementación de productos y procesos que reducen o eliminan el uso y generación de sustancias peligrosas para la salud humana o el medio ambiente.

¿Qué nuevos materiales o qué nuevos procesos aporta la química ‘verde’? ¿Podría poner algún ejemplo?

Hay muchos, pero me permito seleccionar dos. Uno de ellos es la fabricación de ibuprofeno, un antiinflamatorio. Anteriormente, su síntesis generaba un 60% de residuos pero en la actualidad, mediante el uso de dos etapas catalíticas de hidrogenación y carbonilación, los residuos generados son del 1%. Se logra así, un proceso más limpio y se reduce el coste del producto.

Un segundo ejemplo es la fabricación de óxido de etileno, un compuesto muy importante en la industria, que en el pasado se realizaba a través de un procedimiento que utilizaba cloro, carbonato cálcico y otros compuestos dando lugar a una gran cantidad de residuos. En la actualidad, se parte de etileno y, por reacción con oxígeno del aire auxiliada por un catalizador, la eficiencia es total, y no se genera residuo alguno.

¿La química sostenible supone encarecer los procesos o los productos?

Como ponen de manifiesto los ejemplos anteriores, la situación puede ser la contraria. La industria química es cada vez más consciente de que puede ser más rentable que la química convencional.

¿Qué es lo que aún podemos esperar de la química sostenible?

Se está desarrollando en los laboratorios de investigación y aplicándose progresivamente en la industria química. Uno de los aspectos fundamentales es la aplicación de la máxima ‘economía atómica’, lo que implica que todos los átomos que entran a formar parte de una reacción deben aparecer en el producto, de modo que no se genere ningún subproducto. El uso de catalizadores permite reacciones preparativas muy eficientes y selectivas con el mínimo gasto energético. La industria química ha pasado de ser una industria de chimeneas a ser una industria de alta tecnología, sobre la base de procesos de máxima economía atómica y residuos mínimos.

¿Cuál sería el mensaje principal que quiere que le quede al público en la conferencia de esta tarde?

La química no es un problema, en este siglo XXI, el desarrollo sostenible necesita de su capacidad permanente de aportar soluciones.

Por otra parte, me gustaría hacer llegar el mensaje de que la química es una ciencia creativa. Los químicos no solo tratamos de entender la naturaleza, estamos muy orgullosos de crear nuevas moléculas y materiales con propiedades y aplicaciones insospechadas. Con mas de cien elementos conocidos y técnicas de síntesis química que evolucionan constantemente, las oportunidades para crear nuevas moléculas son casi infinitas.

Volver a Frontera Azul

Etiquetas