Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

DEBATE CIENTÍFICO

Los cinco imprescindibles

Un abeja sobre una flor de girasol.
Un abeja sobre una flor de girasol
AGENCIAS

En la Royal Geographic Society de Londres andan enfrascados en una discusión: cuál sería la especie sin la que la Tierra no sería la misma. Cinco científicos británicos han sido encargados de elegir el animal o vegetal que, según ellos, es fundamental para la vida en el planeta. La selección individual de cada uno de estos estudiosos ha dejado una cosa muy clara: el ser humano no está, ni de lejos, entre las especies más necesarias. Por el contrario, los cinco finalistas son: los primates, el plancton, las abejas, los murciélagos y los hongos.

Los primates son los seres más semejantes al hombre, con el que comparten el 90% del ADN. Pero su valor no reside en esta característica, sino en que, por su dieta rica en frutas, son unos excelentes difusores de simientes a través de sus excrementos. De las 394 diferentes especies de simios, 114 están en riesgo de extinción.

Plancton existe en abundancia: casi 50.000 especies diferentes. Su valor en la cadena alimentaria es indudable, baste decir que alimenta tanto a organismos minúsculos como a alguna de las bestias más grandes del planeta, como la ballena azul . Su valor se multiplica si pensamos en que produce la mitad del oxígeno del planeta. Los pesticidas y la contaminación amenazan su futuro y, con ello, el del resto del planeta.

Abejas hay miles de millones: una sola colmena puede contener 40.000, pero su número baja zumbando. El cambio climático y distintas enfermedades han reducido la población mundial en un 80%. Su papel: al trasladar el polen en sus patas permiten la fecundación de las plantas. "Dependemos de ellas para prácticamente cada fruto, hortaliza o flor existente", dice el profesor George Mac Gavin, de la Universidad de Oxford, el 'defensor' de esta especia en la discusión académica.

¿Y los murciélagos? Son los mamíferos más abundantes del planeta: uno de cada cinco. No son los que tienen mejor prensa ni los más valorados por su físico, pero tienen una importancia fundamental en el ecosistema como predadores de insectos.

AÚN EN EL AGUA

Que algunos hongos sean venenosos es apenas un pie de página en su historia de contribuciones al mundo si pensamos que hace 600 millones de años transfirieron la vegetación del fondo de los océanos a la tierra firme. "Sin ellos -afirma Lynn Boddy, de la Cardiff School de Biociencias el 'abogado' de esta especie- viviríamos aún en el agua".

A la espera de que se dirima el ganador, en el fondo de este debate subyace el deseo de los científicos de llamar la atención sobre la necesidad de mantener la diversidad biológica del planeta y las muchas especies que se encuentran amenazadas de extinción. Casi 17.000 especies podrían desaparecer a corto plazo, 869 se han extinguido o están a punto de extinguirse, y 183 se añadieron en el último año a la lista Roja de Especies Amenazadas que elabora la Unión para la Conservación de la Naturaleza.

Etiquetas