Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

DISPERSIÓN JUVENIL

Los quebrantahuesos de 4 años, los que más vuelan

Quebrantahuesos subadulto vuela por el valle de Escuaín
Quebrantahuesos subadulto vuela por el valle de Escuaín
J. C. GONZÁLEZ

Los quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) de cuatro años son los que más se mueven. Los ejemplares de esta edad resultan ser los que realizan más recorridos y más lejos llegan en sus vuelos. Durante esa época, un juvenil se recorre toda la cordillera Pirenaica. Aves de físico más que poderoso, que recorre 150 kilómetros sin esfuerzo, es fácil que en su periplo estacional un ‘quebranta’ salga de Ordesa, marche a Aiguestortes, pase a Midi Pyrenees, regrese a España por el valle de Roncal, e incluso dé el salto hasta los Picos de Europa. El libro ‘Dispersión juvenil del quebrantahuesos en los Pirineos’, publicado por FCQ, con la colaboración del Gobierno de Aragón, explica los patrones de movimento de esta especie.

Todo se ha podido conocer gracias los datos recogidos desde que el 1994 se aprobase el plan de recuperación. Este programa que se empezó a ejecutarse por el entonces ICONA, fue recogido en Aragón por el Departamente de Medio Ambiente y la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ).

Y es que Aragón es la comunidad que más ha hecho por el conocimiento y la conservación de esta especie emblemática de nuestro territorio, en el que viven la gran mayoría de los ejemplares que quedan en Europa. Aún así, los registros solo dan constancia de unas 70 parejas reproductoras y otros 200 individuos solteros en la cordillera pirenaica, por lo que la especie no está todavía libre de verse en riesgo de extinción.

La Fundación ha recogido más de 5.000 registros sobre 66 ejemplares marcados, analizando y cartografiando sus vuelos desde 1995 a 2003, para conocer los patrones de movimiento que tiene este ave. “Hemos recogido, distinguiendo por edad y estación, cómo se dispersa la especie”, señaja Juan Antonio Gil, director de FCQ. Además de los datos recopilados por la organización se ha dispuesto también de los aportados por los agentes de protección de la naturaleza.

BÚSQUEDA DE TERRITORIOS

Los registros han permitido ver que los juveniles de 4 años son quienes más desplazamientos realizan, “y a partir de los 6 o 7 años comienzan a centrarse en una zona pues ya buscan un territorio para reproducirse”, afirma Juan Antonio Gil. Como padres, los quebrantahuesos se estrenan a una edad tardía: hasta los 10 años de edad no comienzan las primeras puestas. Uno o dos huevos, de los que solo saldrá adelante un pollo (el más debil será eliminado por el fuerte), y con alto índice de parejas que malogran su reproducción.

El estudio ha permitido ver el cómo los desplazamientos de los quebrantahuesos tienen que ver con la disponibilidad de alimento, que les lleva a puerto durante los veranos, cuando los rebaños están paciendo, y bajan de altitud en inverno, pero no por cuestiones climatológicas sino de disponilidad trófica. “Por eso se ve que es muy importante, la existencia de comederos, sobre todo en el caso de los juveniles, aún inexpertos en la búsqueda de comida, que pueden así ayudarse en su dieta y, además, con alimentos que es seguro que están sanos”, afirma Gil.

LIBRO

Dispersión juvenil del Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) en los Pirineos

Autores: J. A. Gil, G. Báguena, L. Lorente; J. A. Losada y M. Alcántara.

Edita: Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos y Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón.

Edición bilingüe en inglés y español.

Etiquetas