Despliega el menú
Aragón

CÁTEDRA BRIAL ENÁTICA

El ahorro energético de la rehabilitación de edificios

Placas solares fotovoltaicas en el colegio Cándido Domingo
Placas solares fotovoltaicas en el colegio Cándido Domingo
HERALDO

En Aragón hay 628.000 viviendas, de las que un 66% tienen más de 30 años. Se trata de casas que no tienen un buen aislamiento térmico, por lo que gastan mucha más energía de la que se necesitaría de estar construidas con mejores criterios. Así lo afirmó Jesús Andreu, jefe del Servicio de Arquitectura y Rehabilitacion de la DGA, en la mesa redonda dedicada a la edificación y la rehabilitacion urbana en la II Jornada nacional ‘Ciudad, Energías Renovables y Eficiencia Energética’, celebrada el pasado miércoles, bajo la organización de la Cátedra Brial Enática de Energías Renovables y la Fundación Ortega-Marañón, en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza.

Y es que uno de los puntos de ahorro energético de las ciudades se encuentra en sus edificaciones. La obra nueva, en zonas de expansión de la ciudad, lleva a la paradoja de crear una movilidad insostenible, “que se nos ha ido de las manos”, declaró Eduardo Peña, de la Red Española de Ciudades por el Clima de la Federación de Municipios. Por eso, se vuelve la mirada hacia la rehabilitación, que “debe dejar de ser la hermana pobre de las políticas de vivienda”, afirmó Juan Rubio, director del Área de Rehabilitación de la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda. Rubio desgranó diversos ejemplos de rehabilitaciones en la capital aragonesa y afirmó que “por cada euro público invertido se han generado cuatro en inversiones privadas”.

Respondió a Peña que había señalado los altos costes económicos de la rehabilitación como uno de los frenos con los que se encuentran los ayuntamientos a la hora de llevar a cabo estas acciones “que hay estudios de la Generalitat que prueban que estas poltíticas tienen un retorno altísimo en impuestos –locales, autonómicos y nacionales- que llega al 85%”. Igualmente defendió que la rehabilitación y mejora térmica de los edificios a nivel individual se traduce en ahorro directo en la factura de la luz o del gas, y en términos generales, nos permite no salirnos de nuestro cupo de emisiones. “España ha sobrepasado un 27% lo permitido por Kioto, lo que supone unos 3.500 millones de euros en comprar derechos de emisión”, afirmó.

Andreu explicó las ayudas y las acciones que en rehabilitación y eficiencia energética se ha realizado desde la DGA mientras que Rubio explicó los proyectos llevados a cabo desde el consistorio zaragozano con una advertencia: “Estas actuaciones no pueden mantenerse solo con dinero público, o entra la inversión privada o se acabará”, y propuso modos de obtener recursos: “Producir renovables y venderlas a la red, alquiler de aparcamientos, etc.”.

EL COCHE DE CLOONEY

Como ejemplo de movilidad urbano sostenible, durante la jornada permanecieron expuestos en la entrada del Paraninfo varios vehículos 100% eléctricos. Entre ellos, por primera vez en Zaragoza, un Tesla, el superdeportivo que conduce, por ejemplo, George Clooney. La cátedra Brial Enática contó para ello con la colaboración de la empresa aragonesa Energonalia, que comercializa el modelo Omnia. También pudo verse el Think, ya en el mercado, y el mencionado Telsa, además del kart de la Fundación del Hidrógeno, la moto Vectrix y dos bicicletas eléctricas.

OMNIA:

El Omnia, que comercializa la aragonesa Energonalia, es posiblemento el coche eléctrico más barato del mercado. Los 15.000 euros que es el precio de la opción más básica lo igualan a los vehículos de gasolina, pues el precio es uno de los puntos que juegan en contra de los eléctricos, por el momento. Un problema que se reducirá en gran parte cuando su fabricación se generalice y se optimicen las economías de escala.

El Omnia, que ya puede verse circular por Zaragoza y su entorno, se presenta en dos opciones. El L6 puede conducirse sin carnet, alcanza los 45 km/h y ofrece una autonomía de 120 kilómetros. El L7 es la gama superior, para la que sí se necesita tener licencia de conducción, y su velocidad máxima sube a los 60 km/h. Se carga con un enchufe normal en unas 6 horas. La capacidad de su maletero es superior a lo habitual en estos vehículos.

TESLA:

Este superdeportivo ya se puede comprar en España, aunque hay que esperar de tres a seis meses para recibir el coche. De momento, tres conductores lo disfrutan en nuestro país.

El Tesla es el vehículo que le quita los complejos a los coches eléctricos: de fino perfil deportivo, alcanza los 210 kilómetros por hora y tiene una autonomía de 340 kilómetros. Salva así alguno de los ‘contras’ de los coches eléctricos potenciando las virtudes de estos como es su rápida aceleración: el Tesla pasa de de 0 a 100 en 3,7 segundos, y mantiene esa sencillez en la conducción que da el carácter automático y progresivo, lo que “permite usarlo como coche de diario”, afirma Samuel Hunter, el director de ventas de la marca en España y cuyo vehículo particular se vio en Zaragoza.

La carga completa puede hacerse en un enchufe normal, o en carga rápida, y recorrer los 340 km de autonomía tiene un coste de 8 euros. Un precio superior a otros vehículos, aunque la mayor diferencia económica está desde luego en el precio del vehículo: 84.000 euros (más IVA) para la versión más básica. Sustituir la bateria cuesta 9.000 euros. La batería y el motor es la única diferencia en materiales, pues carrocería, ruedas, frenos, etc son los de cualquier otro vehículo de alta gama.

 

THINK CITY: 

El Think City es el primer turismo eléctrico disponible en España, con entrega inmediata. Se trata de un coche de uso urbano de dos plazas, con una autonomía de 203 kilómetros y una velocidad máxima de 120 km/h. La recarga solo precisa de un enchufe normal, y una carga completa lleva un tiempo de entre 6 y 8 horas, con un coste de “un euro y medio por recarga”, explica Manuel Merinero, gerente de Goinggreen, la empresa que importa estos vehículos para España. Como todos los eléctricos, no emite gases y reduce la contaminación acústica. El Think es además reciclable en un alto porcentaje: el 95% de sus componentes son reciclables y él mismo está fabricado con un 16% de materias primas recuperadas.

El precio de cada unidad es de 36.000 euros. Se fabrica en Finlandia, en las factorías Porsche. El Think sale de la misma planta de la que se produce el Cayenne. Cada año se fabrican 2.500 unidades y ya hay 6.000 vehículos circulando por el mundo.

Etiquetas