Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

guatemala

Un sueño, de momento, inalcanzable

La tecnología avanza tan rápido que lo que hoy es moda, mañana deja de serlo. En todos los países del mundo hay personas que se han enganchado al carro de la moda. Y si ahora hay que comprar este aparato…, no te preocupes, siempre habrá adelantados que sabrán vendértelo y ponértelo delante de tus ojos para que te hagas con él.

En Guatemala, el aparato de moda en esta prenavidad comercial y consumista, es un celular-computadora (móvil-ordenador). Y en ciertas zonas capitalinas, si no vas enseñando ese aparato… ¡no eres de los nuestros! Ridiculez al canto, si tenemos en cuenta que el interior las personas están pasando la crisis alimentaria peor de la década. ¡Y no es necesario poner los ojos hacia Haití! Simplemente a unos kilómetros de la capital, hay familias enteras en extrema pobreza. Engañadas de encontrar una mejor vida… hasta que se llevan la decepción. Pero creo que eso no le importa al “señor consumo”.

Lo que sí se utiliza –yo también- y mucho son los cibercafés. Lugar para estar conectado por medio de Internet con otras personas y el resto del mundo. En la Universidad donde voy los sábados, he visto un promedio de un 25% de computadoras Lap Top. Para el uso de Internet, las empresas de telefonía móvil se han encargado de extender sus redes a toda la República de Guatemala. Otra cosa es, que en todas las cabeceras departamentales (22 en todo el país) haya personas que viven por encima de la media guatemalteca y tenga los aparatos de última generación.

Las películas todavía se compran en DVD´S, aunque, por supuesto, y depende de la zona en que vivas o te muevas habrán personas que se las bajarán de Internet. Los Ipad son reclamos publicitarios por los que las personas sueñan con tenerlos.

Una cosa distinta todavía que he visto en Guatemala y que en España se ha disparado.., es el uso de los audífonos de los celulares (móviles). En las capitales españoles es fácil ver a muchas personas caminar por las calles “alejados del mundanal ruido” aunque a veces sean ellos los que lo hacen. En Guatemala, el terreno (afortunadamente todavía) es más virgen y se escuchan más conversaciones por las calles entre las personas que van caminando.

A decir verdad, el precio no es excesivamente alto para una escasa economía media guatemalteca. Para un 65% de guatemaltecos, tener todos estos aparatos, sigue siendo un auténtico lujo.

Etiquetas