Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ALEMANIA

Una medicina más natural

Los alemanes piensan que los españoles tomamos demasiados fármacos y puede que tengan razón puesto que las terapias alternativas están mucho más integradas en el sistema sanitario alemán, hasta tal punto, que lo más normal es que el pediatra recete al niño jarabe de tomillo o de yedra para la tos

Los alemanes piensan que los españoles tomamos demasiados fármacos y puede que tengan razón puesto que las terapias alternativas están mucho más integradas en el sistema sanitario alemán, hasta tal punto, que lo más normal es que el pediatra recete al niño jarabe de tomillo o de yedra para la tos, que el ginecólogo realice acupuntura a la embarazada para prepararla para el parto o que el siquiatra recomiende un curso de relajación muscular progresiva o yoga para combatir el estrés y la ansiedad antes de recetar pastillas.

Y es que la mayoría de los médicos alemanes se han especializado en terapias alternativas, bien sea medicina natural con plantas (fitoterapia), acupuntura, homeopatía…etc De todas estas terapias la que genera más controversia es la homeopatía, aun siendo Alemania la cuna de esta ciencia, existen muchos detractores que la ponen en cuestión.

Sin embargo la venta de productos homeopáticos se ha disparado, la mayoría de las ventas se producen sin receta. Una encuesta desvela que el 70% de las personas que consumen estos productos desconocen su origen mediante diluciones y las confundían con fitoterapia.

Los pacientes muestran una tendencia cada vez mayor al consumo de medicinas alternativas que no tengan unos efectos secundarios tan agravantes como los fármacos tradicionales, por ello la investigación están muy apoyadas desde varias instituciones.

Un estudio que me llamó mucho la atención fue el que demostraba que la meditación combate el estrés, regenerando las células nerviosas del cerebro y aumentando la resistencia a éste. Desde los últimos años hay una orientación hacia la medicina integral, es decir: las dos medicinas se complementan, la alternativa y la convencional, allí donde no llega una, llega otra.

La seguridad social alemana financia una parte de estas terapias alternativas, tanto medicamentos homeopáticos como de plantas, y por ejemplo un curso de yoga al año es gratis.

Etiquetas