Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

DESDE ALEMANIA

El día 1, todos a trabajar

Halloween es el comienzo de los escaparates temáticos. Desde hace unos 10 días, muchas tiendas y supermercados están plagados de murciélagos, calabazas y fantasmas.

Respecto a la noche anterior a todos los Santos (all Hallows Eve, o Halloween) desde hace unos 15 años, y aprovechando toda la parafernalia que se monta en las tiendas, se ha instaurado la tradición americana del “dulce o truco” en los más pequeños, los cuales llevan luces y van disfrazados de brujas, zombies, y cualquier cosa que pueda causar terror, al igual que las fiestas nocturnas en la noche del sábado al domingo más cercano al 1 de noviembre -la fiesta que más tirón tiene Oldemburgo es la del aparcamiento subterráneo del centro, aunque este año hay una en la zona peatonal que parece va a ser mayor.

Y es en fin de semana, ya que la región donde yo vivo no es católica, por lo que el día 1 es laborable. En los estados federales católicos (Baden-Württemberg, Baviera (Bayern), Nordrhein-Westfalen, Rheinland-Pfalz y Saarland) es festivo. Como ejemplo, el día de Todos los santos para la iglesia ortodoxa es el primer domingo de Pascua.

Como en casi todos los lugares, los pocos católicos que aquí se encuentran van el día 1 a los cementerios a honrar a sus muertos.

Respecto a los entierros, muchos suelen tener oficio religioso, aunque luego se proceda a la cremación. Hay que tener en cuenta, que la incineración está cada día más en auge, ya que ahorra espacio en los cementerios. Además, como anécdota, alemán fue el primer crematorio de Europa, en 1878, en la ciudad de Gotha. Desde 1963, la cremación no está prohibida para los católicos, ya que el Papa Paulo VI levantó esa prohibición, así como el hecho de oficiar ceremonias de cremación.

Etiquetas