Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

MÉXICO

México, lugar de paso

México no es un país que reciba mucha inmigración y la mayoría de ellos son inmigrantes ¿de paso¿, en su mayoría ilegales, de procedencia sudamericana o centroamericana en busca de ¿el salto¿ a los Estados Unidos.

México no es un país que reciba mucha inmigración y la mayoría de ellos son inmigrantes “de paso”, en su mayoría ilegales, de procedencia sudamericana o centroamericana en busca de “el salto” a los Estados Unidos.

Por lo general no hay actitudes racistas hacia la inmigración, pero existe un riesgo para esos inmigrantes, que es la delicuencia organizada, la cual se aprovecha de las situaciones extremas de esta gente que busca “el sueño americano”, para su beneficio propio. Existe un tren de carga que recorre todo México y llega a Estados Unidos, que es el medio de transporte más utilizado por esta inmigración, donde se esconden multitud de personas en cada viaje para cruzar la frontera. La delincuencia y las maras hacen que ese viaje sea un horror para muchos de los inmigrantes que nunca llegaran a su destino, bien porque deciden volver o bien porque perdieron la vida.

Por supuesto, también existe inmigración legal, de hecho es la gran mayoría. Esta inmigración se encuentra con el problema de los permisos de trabajo. A excepción de los profesionales que vienen a México por orden o petición de su empresa, la cual se hace cargo de todo el papeleo, no es fácil para un inmigrante obtener dicho permiso. Los requisitos para conseguirlo son muchos, mucha documentación y muchos trámites interminables, y en caso de obtenerlo, el permiso es muy restrictivo, permitiendote trabajar para un determinado puesto y para una determinada empresa. Si se quiere buscar otro trabajo para trabajar más horas, aunque sea del mismo puesto, hay que pedir una ampliación para tu permiso y volver a pagar. Si cambias de pagador, tienes que comunicarlo y volver a pagar. Si quieres hacer una mínima modificación en tu permiso, has de volver a comunicarlo y volver a pagar... Tampoco se puede trabajar en empleos que pueda desarrollar con garantias un mexicano, salvo que presentes alguna especialidad (algún título) o por recomendación o petición expresa de la empresa que te vaya a contratar, por lo que en ciertas ocasiones es muy posible que te denieguen el permiso. Muchas empresas no acostumbradas a este tipo de trámites prefieren no contratar a extranjeros para evitarse problemas ya que, en el caso de que haya un error o una omisión, el Instituto de Migración multa tanto al empleado como al empleador.

Es usual el pensamiento de que se ponen tantas dificultades en la obtención de permisos, para equiparar las dificultades que ponen a los mexicanos cuando salen del país, donde nuevas leyes y nuevos requerimientos tratan cada vez peor a los emigrantes mexicanos.

Etiquetas