Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ALEMANIA

El paraíso de las bicicletas

El Oldemburgo, la bici es el medio de transporte mayoritario
El paraíso de las bicicletas
J. RUIZ

Está claro que la vida en Oldenburg no sería la misma sin bicicletas. Oldenburg se mueve en bicicleta, y las posibilidades son inmensas.

Toda calle tiene su carril bici, todo edificio de oficinas y público tiene su aparcamiento para bicicletas, toda comunidad de vecinos tiene su zona para las bicicletas.

Además en las zonas públicas las posibilidades son enormes, ya sea en los comienzos de las zonas peatonales, en los polideportivos o estadios. Todo está preparado para las bicicletas.

En el edificio donde yo trabajo hay, incluso, un cuarto para dejar las bicicletas en invierno sin que la meteorología haga de las suyas en las bicicletas, además de los ya citados soportes a la intemperie. En el edificio donde yo vivo (9 viviendas) tenemos 9 soportes para bicicletas en la calle y un trastero para más bicicletas.

Los Oldemburgueses se mueven a ritmo de pedaladas allá donde quieran o tengan que ir, sin importarles sol, lluvia, viento o nieve. Para eso existen los pantalones impermeables, cazadoras con membrana,… pero lo que más me ha llamado la atención es “la dama con paraguas”. Digo la dama ya que generalmente son mujeres las que suelen ir con paraguas en la bicicleta, es algo complicado, pero “no estropea el peinado”. He llegado a ver a señoras mayores en bicicleta y con paraguas.

Para salir de fiesta es un sistema muy bueno, sabes lo lleno que va a estar ese bar antes siquiera de entrar, por la cantidad de bicicletas aparcadas en la puerta. Además faldas y tacones no son un impedimento para las féminas a la hora de coger la bicicleta.

Pero si no tienes bicicleta propia, porque tu estancia va a ser muy corta, la compañía de trenes dispone de un servicio de bicicletas (algo parecido a los sistemas que se están instaurando en España), pero también en la central de bicicletas (taller y aparcamiento de bicicletas al lado de la estación de tren) se pueden alquilar bicicletas a un precio más asequible. Y todavía más asequible es alquilar las bicicletas en la universidad, eso si, la calidad de estás últimas no existe.

Cuando hay festividades la policía presta atención a los ciclistas, controlando la iluminación de las bicicletas, y el estado de los ciclistas, habiendo patrullas con portabicicletas. Además, muchos taxis disponen también de este servicio.

En mi caso particular tengo tres bicicletas, una para la vida cotidiana, ir a trabajar, visitar a amigos, hacer la compra diaria,… una segunda para salir por la noche, ya que por las noches hay mucho vandalismo con lo relacionado con las bicicletas (ya sea robos o destrozos) y una tercera de ciclismo para hacer deporte (cuando la meteorología lo permita).

Etiquetas