Aragón
Suscríbete

VOCES EN CONTRA

"El fin de las corridas es cuestión de tiempo"

Personalidades del movimiento antitaurino y diversos colectivos que luchan contra el maltrato animal acercan su visión sobre las corridas y explican por qué consideran que este espectáculo debe desaparecer.

"Pese a la tradición, las corridas tienen los días contados"
"Pese a la tradición, las corridas tienen los días contados"
HERALDO

Para los colectivos antitaurinos la prohibición de corridas de toros en Cataluña es un soplo de aire fresco y un revulsivo en su continua lucha contra el maltrato animal. La iniciativa catalana da fuerza a un movimiento antitaurino que cada vez tiene más presencia en Aragón.

Amnistía Animal, 4 gatos y tú, PACMA, Ecologistas en Acción, Los Verdes, Colla de Protección Animal de la CHA son las asociaciones que conforman la Plataforma Zaragoza Antitaurina, un movimiento que aboga por los derechos de los animales centrándose en la lucha contra el sufrimiento al que es sometido el toro en las corridas de lidia.

Jorge Luis, coordinador general del Partido Los Verdes en Aragón celebra la iniciativa catalana pero asegura que "es un proceso que se tiene que adaptar a cada lugar y condición", en referencia a una posible iniciativa legislativa popular (ILP) en la Comunidad aragonesa. "No ha de ser un proceso nacionalista y conlevva su trabajo ", añade Jorge Luis, aunque cree que hoy por hoy es imposible conseguir lo que se ha logrado en Cataluña. "Hace falta más concienciación por parte de una sociedad aragonesa donde los festejos populares todavía tienen mucho peso", concluye. Además el coordinador de Los Verdes indica que en el ámbito político aragonés no hay señales de que este asunto se vaya a debatir a corto plazo.

Desde la Plataforma Zaragoza Antitaurina, Felicidad Osta considera un "éxito total" que se haya logrado la prohibición en Cataluña porque "no olvidemos que los grandes beneficiados son los toros. Hay que dejar a un lado los politiqueos". Para el movimiento antitaurino aragonés es un gran paso y Felicidad cree que "marcará un punto y aparte para terminar con las corridas de toros". Pese a que  existe una fuerte tradicicón taurina, afirma que promover una iniciativa legislativa popular (ILP) "solo es cuestión de tiempo".

En Huesca, la Plataforma Oscense por los Derechos de los Animales (PODA) en su manifiesto en contra de las corridas de toros reclaman "la inmediata abolición de los diversos espectáculos taurinos (corridas de toros, novilladas, becerradas, toros embolados, de fuego, ensogados, encierros, vaquillas...) ya que suponen un maltrato psicológico y físico para el animal".

Para Chesus Ferrer, coordinador de organización de Ecologistas en Acción, la medida catalana le parece "perfecta" y señala que "es una iniciativa popular impulsada por colectivos sociales, aunque se le haya querido dar otros tintes". Ferrer indica que lo que debe cambiar en la opinión general de los aragoneses es que "no se trata de una cuestión de libertades sino de pensar en el sufrimiento y maltrato que se da a los animales en nombre de la 'cultura'. Esto es algo que hay que erradicar". En relación al colectivo antitaurino, asegura que ahora se sienten más apoyados por la gente joven que, cada vez más, muestra su rechazo por los toros.

El pasado 28 de julio, fecha en que se aprobó la prohibición en el Parlamento catalán, el portavoz adjunto de CHA, Chesus Yuste, aplaudió el resultado de esta votación: "Es un día histórico, recibimos con satisfacción el éxito de la iniciativa, que refleja madurez y abre un debate histórico". Alberto Plaza, representante en Aragón del Partido Antitaurino Contra el Maltrato Animal (PACMA), celebró también la noticia, asegurando que "en una o dos generaciones se conseguirá la prohibición en Aragón y en España". Por su parte, el escritor y editor aragonés Óscar Sipán afirmaba que ver belleza en la tortura de un toro es como "contemplar a un niño desangrarse en una bañera". "Solo quiero ver la tauromaquia en los grabados de Goya. Que nadie me intente vender informes del sufrimiento de un toro sin ser un toro. Que nadie vuelva a utilizar ese argumento estúpido de la extinción, ni las palabras arte, tradición y cultura en nombre del divertimento de unos pocos", dijo el escritor.

Etiquetas