Despliega el menú
Aragón

Los aragoneses Zytel

El Gorila, un vehículo íntegramente diseñado por Zytel
coche electrico
HERALDO

Zytel es una empresa aragonesa dedicada a fabricar coches eléctricos. Constituida por ingenieros que han estudiado en el Centro Politécnico Superior de la Universidad de Zaragoza, la empresa presenta, de momento, dos modelos: Gorila y Zylog.

El Zylog se trata de un vehículo orientado a flotas cautivas, para “reparto de correo, catering, lavandería, en instalaciones hosteleras o resorts; para recorridos internos dentro de recintos cerrados, etc.” explica David Puértolas, director técnico de Zytel. Este modelo puede modificarse a requerimiento del cliente: “podemos añadir un caja isotérmica para los usos de catering, cubrir la trasera… lo que necesite el usuario”, afirma Puértolas.

El Gorila es la “joya de la corona, lo hemos diseñado nosotros íntegramente y está incluido en el plan Movele (ayudas del Gobierno español para la compra de vehículos eléctricos)”, explica Puértolas. La autonomía que ofrecen estos vehículos es “de 70 a 100 km, según las características del recorrido”, explica. El Zylog tiene una carga útil de 380 kilos, con 1 m3 de capacidad.

El precio es de a partir de 10.000 euros para el Zylog y 13.000 para el Gorila. Estos precios, bastante más reducidos que otros vehículos eléctricos, se consiguen porque montan baterías de plomo, mucho más baratas que las de litio. En el caso de usar este otro mineral, el precio de los vehículos se dispararía hasta los 25.000 euros. La vida útil de la batería de plomo es aproximadamente de unos tres años: 1.000 ciclos carga y descarga, frente a los 3.000 del litio.

Un pack nuevo para cambiar las baterías supone alrededor de unos 2.400 euros en el caso del Zylog y sobre 3.600 para el Gorila. De todos modos, el coche funcionaría igual, casi sin necesidad de adaptación alguna en caso de que se decidiese usar batería de litio.

Zytel tiene una nave en el polígono Centrovía donde diseña sus vehículos y fabrica los componentes en Quindao (China). “Queremos instalar el montaje en España y nuestro objetivo es el mercado nacional y el internacional”, señala Puértolas

Etiquetas