Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La noche de la libélula emperador

Una libélula.
libelula emperador
MANEL SORIA

El Anax imperator, o libélula emperador, es uno de los insectos más grandes y espectaculares de Europa, por su gran tamaño, su vuelo potente y sus colores brillantes. Desde mayo hasta finales de agosto (según la zona) es fácil verlas volando junto a una charca o las aguas estancadas de un río. Estas libélulas son extraordinarias cazadoras y pueden atrapar al vuelo a cualquier insecto, aparentemente sin dificultad.

Al igual que sucede con las mariposas, las libélulas jóvenes son completamentediferentes a las adultas. Las larvas de libélula nacen y pasan sus primeros meses de vida como insectos acuáticos y, por este motivo, los adultos reproductores normalmente se encuentran cerca del agua, que, en el caso de las libélulas emperador, debe ser estancada.

Las larvas pasan el invierno alimentándose en el agua para poder transformarse en insectos adultos. A diferencia de las orugas, que precisan de un cierto tiempo de reposo para llegar a ser en mariposas, cuando las libélulas abandonan el agua ya tienen el cuerpo alado de un adulto debajo de su exoesqueleto rígido, denominado exuvia. Para poder volar deben abandonarla y desplegar las alas. Este fascinante proceso se llama emergencia y nos brinda una excelente oportunidad de observar de cerca a estos preciosos insectos, normalmente muy esquivos. Si acudimos de noche a una charca alrededor de mediados de mayo es muy posible que podamos presenciarla.

Empiezan por buscar un buen lugar para su transformación. Por ejemplo, una rama vertical o una pared rugosa que debe estar despejada de obstáculos puesto que durante los primeros momentos de vida adulta su exoesqueleto es tan delicado como un papel de seda mojado y cualquier roce la podría matar o dejar incapacitada para el vuelo (y es por ello que deberemos ser especialmente cuidadosos si vamos a observarlas). Después, rompen la exuvia por el tórax y sacan su nuevo cuerpo. Finalmente, hinchan las alas bombeando hemolinfa, su sangre verde.

Al final de este proceso, que dura alrededor de una hora, ya casi tienen el cuerpo de un animal adulto. Pero deben esperar a que se les sequen y endurezcan las alas para poder realizar su primer vuelo, antes del amanecer. Pronto empiezan a dominar el aire como casi ningún otro animal invertebrado y entonces están dispuestas para reproducirse, completando su ciclo vital.

Etiquetas