Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CAMPO DE CARIÑENA/VALDEJALÓN

Los regantes del acuífero de Alfamén también tendrán agua del Canal Imperial

El bombeo de 4,4 hm3 anuales costará unos 24 millones de euros y permitirá aliviar la sobreexplotación de esa reserva subterránea.

Los regantes de las 16 comunidades de base que forman la Comunidad General del Acuífero de Alfamén podrán complementar el abastecimiento de sus casi 5.000 hectáreas de viña con caudales del Canal Imperial. El Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón ha impulsado un bombeo para transportar 4,4 hectómetros cúbicos (hm3) anuales desde el kilómetro 61 de esa infraestructura bicentenaria hasta los términos municipales de Cariñena, Alfamén, Aguarón, Cosuenda, Longares y Almonacid de la Sierra.

 

De esta forma, los agricultores de esas localidades situadas en el Campo de Cariñena y en Valdejalón podrán mejorar y consolidar sus regadíos. Ahora utilizan el agua del acuífero de Alfamén, pero la sobreexplotación de esa reserva subterránea impide aumentar la dotaciones de riego y obliga a buscar un suministro adicional.

 

De hecho, la presión sobre el acuífero es tal que hace unos años la junta de gobierno de Confederación Hidrográfica del Ebro acordó no aprobar nuevas concesiones hasta que esas aguas subterráneas empiecen a recuperarse. La prohibición sigue vigente, y ha ido acompañada de distintos estudios para favorecer la recarga del acuífero y mejorar su explotación.

 

El proyecto para llevar agua del Ebro hasta esa zona de la provincia de Zaragoza se enmarca en esos trabajos de optimización de la demanda. El bombeo de 4,4 hm3 anuales desde el Canal Imperial, unido a la captación de 1,07 hm3 más desde distintos pozos y a un descenso de más del 35% en los consumos, permitirá reducir en 7,57 hm3 el volumen de agua que se extrae actualmente del acuífero de Alfamén.

 

La conexión tendrá un coste próximo a los 24 millones de euros que será financiado por la DGA -al 60%- y los regantes -al 40%-. El proyecto incluye la construcción de una captación desde el Canal Imperial, cinco balsas de regulación, impulsión y distribución, otras cinco estaciones de bombeo y más de 30 kilómetros de tubería de distintos diámetros.

 

Con los caudales transportados se podrán regar hasta 5.500 hectáreas de viña, lo que permitirá transformar unas 500 hectáreas más de las que funcionan actualmente.

Además del abastecimiento desde el Canal Imperial, el Departamento de Agricultura estudió otras tres posibles fuentes de suministro: el Ebro, el futuro embalse de Mularroya y el pantano de El Espejo. La opción elegida se ha justificado "por razones de inmediatez y garantía de suministro".

Visto bueno de Medio Ambiente

El proyecto de mejora y consolidación de los regadíos del acuífero de Alfamén acaba de recibir el visto bueno del Departamento de Medio Ambiente, que el pasado viernes publicó la declaración de impacto ambiental.

 

Para el presidente de la Comunidad General de Usuarios del Acuífero de Alfamén, José Ruiz, este nuevo paso es una "buena noticia", ya que, según aseguró, cada vez les cuesta más extraer agua de los pozos y todas las bombas están sobredimensionadas. Aunque la situación no es nueva. "Llevamos ya entre diez y catorce años con este problema", concretó. Y aseguró que a principios de agosto es cuando suelen darse los mayores problemas para el riego de sus fincas.

 

Aunque el coste del bombeo desde el Canal Imperial se notará en la tarifa del agua, los regantes ya están teniendo que hacer grandes desembolsos para elevar el agua del acuífero.

Etiquetas