Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

MANCOMUNIDAD CENTRAL DE ZARAGOZA

Jesús Villagrasa, alcalde de San Mateo, denuncia por injurias y calumnias a trece vecinos

Estima que en un recurso contra el acuerdo de la nueva cuota de urbanización para El Saso insinúan delitos por parte de la Alcaldía.

El alcalde de San Mateo de Gállego, Jesús Villagrasa (PSOE), ha denunciado a 13 vecinos de la localidad después de que estos presentaran un recurso de reposición por un acuerdo plenario en el que se aprobó la liquidación de la quinta cuota de urbanización de El Saso. El primer edil les acusa de un supuesto delito de injurias y calumnias porque considera que en sus escritos de anulación se imputa a la Alcaldía "un delito de prevaricación, cohecho o malversación de fondos públicos". Esta semana, tres de los 13 imputados prestaron declaración en los juzgados de Zaragoza. El resto, lo harán a finales de mes.

 

La polémica en torno a la urbanización de El Saso no es nueva. En mayo del año pasado, un grupo de vecinos denunció que el Ayuntamiento pretendía cobrar a los vecinos por las tareas administrativas que hicieran los funcionarios para facilitarles la información que solicitaban sobre los costes y plazos de las obras de urbanización de esta zona. Unos meses después, los vecinos anunciaron que se negaban a pagar el último recibo de la urbanización porque consideraban que las obras no avanzaban. Y de esto derivó el último capítulo en torno a esta urbanización de algo más de cien hectáreas.

 

En el recurso de reposición, los vecinos afectados consideraban que la liquidación notificada debía ser anulada "por cuanto que el Ayuntamiento no ha cumplido con los requisitos exigidos por la ley para solicitar el pago anticipado de las cuotas de urbanización". Y argumentaban dos razones: por un lado, que no se estaban ejecutando los trabajos de urbanización de la segunda fase y, por otro, que el importe exigido por anticipado correspondía a "la totalidad del coste de ejecución de la segunda fase (4,9 millones de euros), cantidad que excede con mucho el importe de las inversiones previstas por el Ayuntamiento para los próximos seis meses".

 

Además, concluía que la liquidación no podía estimarse "de acuerdo con la legalidad" y que debía suspenderse el pago de la nueva cuota hasta que se facilitara toda la información sobre "el estado de las obras y el destino de su dinero" y estas se reanudaran "con las debidas garantías".

 

Después de la presentación de los recursos, el alcalde denunció a los 12 vecinos de El Saso que rubricaron los escritos, así como a la portavoz del grupo popular en San Mateo, Ana María Gavach, por considerarla "responsable" de facilitar el modelo del escrito presentado en la página web del grupo en el Ayuntamiento.

 

Viviendas "ilegales"

En el escrito presentado ante el juzgado, el alcalde recuerda que durante los últimos siete años "se ha tratado de reconducir a la legalidad varios centenares de viviendas que fueron ilegalmente construidas por particulares durante los años ochenta y noventa", así como que se estableció un sistema de cooperación para llevarlas a cabo. En este caso, es el Consistorio el que se encarga de las obras y repercute en los propietarios el coste de estas. Además, Villagrasa recuerda que se han tramitado sucesivos expedientes de contratación "todos ellos con la concurrencia, transparencia y publicidad exigidas" por ley.

 

Asegura, además, que en los escritos presentados por un grupo minoritario de vecinos "instigados (añade) por el PP de San Mateo" se hacen unas manifestaciones "inciertas de absoluta gravedad contra la gestión del Ayuntamiento, y por derivación contra su alcalde" que califica de "sumamente ofensivas y vejatorias, y presuntamente constitutivas de delito".

 

En concreto, se refiere a que se indique que la empresa constructora "ha abandonado las obras al parecer por impago del Ayuntamiento" y a la existencia de "indicios notables" de que el dinero de las cuotas de urbanización depositado en cuentas municipales "se ha destinado a algún fin distinto al que iban destinadas".

 

El socialista considera que estas afirmaciones "tratan de desprestigiar y denigrar al alcalde" y considera que por ser "infundadas y con conocimiento de su incertidumbre" son calumniosas e injuriosas. Concluye que con la presentación de los recursos de reposición "se está imputando al compareciente la comisión de un delito de prevaricación, cohecho o malversación de caudales públicos".

 

En declaraciones a este periódico, Villagrasa se limitó a decir que el asunto está "en proceso de declaración" y que los recursos presentados por este grupo de vecinos afectaba "a la imagen del Ayuntamiento". En cuanto al desarrollo de las obras, aseguró que "nunca se ha dejado de seguir" con estas (algo que niegan rotundamente los afectados) y que es el planeamiento más grande que se está haciendo en Aragón.

Etiquetas