Despliega el menú
Aragón

COMUNIDAD DE CALATAYUD

La Confederación estudiará durante un año la calidad del agua de La Tranquera

Una sonda recogerá distintos parámetros y con los resultados se decidirá si hay que instalar una toma flotante para mejorar el abastecimiento de agua potable a Calatayud.

El embalse de La Tranquera, en una foto tomada esta misma semana.
La Confederación estudiará durante un año la calidad del agua de La Tranquera
Jesús Macipe

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) va a realizar un estudio limnológico de La Tranquera para conocer la calidad de la masa de agua en los distintos niveles del embalse. Los resultados de estos análisis determinarán si es necesario instalar una toma flotante para el abastecimiento de Calatayud, con el fin de evitar episodios como los registrados en agosto y septiembre pasado, cuando por la presencia de algas se produjo una coloración amarillenta del agua que bebían los vecinos de la ciudad.

 

Durante todo un año, y por medio de una sonda automática que se instalará la próxima semana, se va a comprobar la evolución del pantano en distintas condiciones. Este instrumento irá recogiendo datos en todas las cotas del embalse y en todas las estaciones. Así se hará un seguimiento de los organismos de este ecosistema acuático, de las interacciones entre ellos y en función de los cambios en el ambiente. La sonda que se va a instalar estos días "medirá desde la temperatura, el PH, la conductividad, el oxígeno disuelto o la turbidez en todo el perfil vertical de la masa del agua del embalse", explicó Rafael Romeo, presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

 

Los embalses se comportan de distinto modo según factores diversos como la temperatura, "y eso provoca alteraciones en la calidad del agua que es conveniente conocer si están destinados al abastecimiento", indicó Romeo. Este no es el uso exclusivo de La Tranquera, que se construyó a finales de los años 50 fundamentalmente con fines agrícolas, para los regadíos del tramo medio y bajo del Jalón.

 

A la toma desde la que se abastece la ciudad de Calatayud "no se le dio la importancia que merecía", opina el presidente de la CHE, y además las obras para captar agua de boca son costosas. Si los resultados del estudio limnológico muestran que la calidad del agua varía significativamente en los distintos niveles, se colocará una captación flotante. Este sistema permite coger el agua en distintas cotas y está funcionando en el embalse de Urdalur, del que beben varias localidades navarras.

 

El organismo de cuenca desarrollaría el proyecto que se va a empezar a diseñar mientras se estudia el comportamiento de La Tranquera. Si finalmente se instala la toma flotante, esta se financiará con la colaboración del Ayuntamiento a través del canon de regulación del embalse.

Una solución a medio plazo

Sería la solución definitiva a medio plazo, pero antes, en el primer trimestre de 2010, estará acabada otra actuación en ejecución y que podrá evitar los problemas sufridos este verano por los bilbilitanos. "Aprovechando que se está arreglando la toma de riego de La Tranquera, se va a preparar otra para agua potable de Calatayud a una cota superior", explica Rafael Romeo.

 

La acumulación de sedimentos desde la construcción del pantano hace que la captación de la ciudad cada vez este más cerca del fondo empeorando la calidad del agua.

 

A esta circunstancia, a las elevadas temperaturas y al nivel del agua embalsada en La Tranquera, atribuyeron el Ayuntamiento bilbilitano y la empresa encargada del servicio de aguas la presencia masiva de algas que se dio en agosto y septiembre y que afectó durante varios días a la ciudad.

 

Los residuos de estos organismos atravesaban los filtros de la potabilizadora y formaban una masa gelatinosa que se pegaba a las conducciones provocando en el agua un color ocre.

 

Pese a que las algas eran inocuas y que el agua -según se aseguró- seguía siendo potable, la tonalidad amarilla la hacía desagradable. "No podemos afirmar cuáles fueron las razones por las que aparecieron", comentó Romeo. Dará más pistas la sonda que va a empezar a diseccionar esta masa de agua.

Etiquetas