Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PATRIMONIO

La iglesia de Híjar, cerrada desde 2007, empezará a restaurarse en 2010

La consolidación del templo, ahora en peligro de ruina, costará 728.000 euros.

Los muros agrietados son un indicador del precario estado de conservación estructural del templo
La iglesia de Híjar, cerrada desde 2007, empezará a restaurarse en 2010
l. C.

El Gobierno de Aragón ha aprobado el proyecto de rehabilitación de la iglesia de Santa María la Mayor de Híjar por valor de 728.100 euros. El Departamento de Obras Públicas del Ejecutivo Autonómico aportará el 80% de esta cifra y el Ayuntamiento de Híjar, el 20% que resta. El templo permanece cerrado al culto desde 2007 debido al peligro de derrumbamiento. Los primeros síntomas de su grave deterioro arquitectónico se produjeron dos años antes, cuando unos cascotes se desprendieron sobre los bancos destinados al público mientras la iglesia estaba vacía.

 

El 20% del presupuesto que no cubre la DGA saldrá de las arcas municipales y del Arzobispado a partes iguales. El alcalde de Híjar, Luis Carlos Marquesán, aseguró que el Consistorio decidió hacer un contrato aparte con la Iglesia para "no entorpecer los trámites administrativos y evitar empezar de nuevo a negociar con el Gobierno de Aragón. Al arzobispo le pareció lógica la colaboración del Arzobispado cuando se lo propuse".

 

Desde el Ayuntamiento son optimistas y ven que la rehabilitación del templo cada vez está más cerca. "En cuanto empiecen a sacar adjudicaciones de los trabajos ya podrán empezar. Espero que en enero o febrero de 2010 arranquen porque la previsión es que se prolonguen durante un año", explicó Marquesán. Si los plazos se cumplen, los hijaranos podrían celebrar la Semana Santa de 2011 en la iglesia Santa María La Mayor.

Características del proyecto

El Gobierno de Aragón encargó la redacción del proyecto de rehabilitación a la arquitecta municipal, Alicia Torres, la cual, lo entregó redactado en mayo.

 

En el informe presentado se incluían actuaciones en las tres zonas más débiles de la iglesia: la cubierta, las fachadas y las bóvedas ya que el principal problema que presenta el templo es la falta de estabilidad. Las cerchas de sujeción del techo comenzaron a moverse ocasionando desprendimientos en 2007 y la aparición de grietas, motivo por el que el edificio quedó clausurado.

Para arreglar estos desperfectos y evitar que vuelva a suceder, la reforma incluye cambiar por completo la estructura de madera de la cubierta. Las bóvedas precisan de un 'cosido' que garantice su sujeción y las grietas, de un buen sellado.

 

Las continuas modificaciones a lo largo de los siglos sobre la estructura han dañado visiblemente el edificio. "Con el paso del tiempo se han hecho pequeñas actuaciones a través de las cuales se han añadido pequeñas capillas, algo que ha mermado la estabilidad del edificio", aseguró la arquitecta.

 

El Ayuntamiento advierte que las obras proyectadas suponen "la primera fase" de la restauración del templo, que debería ir acompañada en sucesivas actuaciones de acondicionamiento del interior. Sin embargo, señalan que el proyecto aprobado es prioritario e imprescindible al consolidar la estructura del edificio.

 

La iglesia se empezó a construir en el siglo XIV en estilo gótico-mudéjar. La finalización no llegó hasta principios del siglo XVI, un hecho que se produjo de la mano del ducado de Híjar. Sin embargo, experimento notables reformas en épocas sucesivas que configuraron su actual aspecto, que destaca, voluminoso y compacto, sobre el casco urbano.

La última restauración se produjo ya en el siglo XX y fue a cargo del organismo estatal de Regiones Devastadas, que reparó los destrozos sufridos durante la Guerra Civil. Entre los hechos históricos más singulares de este templo, destaca la elevación a la categoría de colegiata en el siglo XIV, una consideración efímera que solo duró un mes.

Etiquetas