Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ZARAGOZA

Una filtración provoca una sima junto a una vivienda de La Puebla de Alfindén

Los técnicos recomiendan el desalojo, aunque los propietarios se resisten porque no pueden costear los gastos que supone.

Mayren Rodríguez (de azul) junto a su pareja, Alberto Santana, delante del socavón.
Una filtración provoca una sima junto a una vivienda de La Puebla de Alfindén
dIEGO gARCÍA

Una fuga de agua de la tubería individual que abastece a una vivienda de La Puebla de Alfindén provocó una filtración y esta una gran sima que se ha hecho hueco bajo el garaje de la casa de unos vecinos del número 32 de la calle de Ramón Alfonso. Los técnicos municipales recomiendan el desalojo de la vivienda, que fue construida hace siete años, pero los propietarios solo estuvieron fuera de su casa el día que se detectó la fuga porque aseguran que no pueden hacer frente a los gastos que supone pasar las noches en un hotel.

 

El socavón tiene más de dos metros y medio de profundidad en algunas zonas y un diámetro de hasta nueve, aunque este tiene una forma muy irregular. La brigada del Ayuntamiento estuvo ayer colocando unos puntales para evitar que ceda el terreno, aunque desde el Consistorio aseguran que al no ser un problema de una tubería general de la red de vertidos, debe ser el seguro decenal de la constructora el que se haga cargo de la reparación.

 

El viernes de madrugada se dio el aviso a los bomberos. Los vecinos se habían quedado sin agua. También se fue la luz al resto de la comunidad, en la que viven 22 familias. Los afectados se reunieron ayer por la noche para decidir cómo actuar ante esta situación, ya que durante el puente festivo no habían podido contactar con la constructora.

 

"Nosotros no nos podemos pagar un hotel y nadie nos da una solución", comentó ayer Mayren Rodríguez, de 32 años. "El problema es que no tenemos ni luz, ni agua ni gas. No podemos ni siquiera cocinar", añadió Mayren. "Esto no es vivir. Me preocupa sobre todo por mis hijos. Además, sabe dios hasta cuándo va a durar esto", insistió esta joven.

 

Por su parte, José Benito Aranda, propietario de la vivienda colindante, explicó que en su casa se ha ido la luz en varias ocasiones desde el pasado viernes, aunque parece que la sima no avanza hacia su casa. "El problema es que si no se soluciona pronto, esto va a ir en cadena", añadió. Además, se mostró agradecido con el apoyo prestado por el Ayuntamiento, aunque entendió que no es una cuestión de su competencia. Desde el pasado viernes, la calle de Ramón Alfonso permanece cortada al tráfico.

 

El alcalde, Fernando Salvador, indicó ayer que la brigada se presentó "de inmediato" en cuanto se enteraron de la rotura de la tubería. "Llamamos a los bomberos, pero no hicieron nada. Recomendaron que se desalojara la vivienda y de la primera noche se hizo cargo el Ayuntamiento", añadió. No obstante, indicó que si hay que tomar alguna medida de urgencia, se hará.

Etiquetas