Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

COMARCAS

Castejón de las Armas tendrá, por fin, agua de boca incolora

En noviembre se solucionará el problema derivado de la captación de agua del río Piedra, que se veía enturbiada por un barranco

A partir de noviembre, los poco más de 120 habitantes de Castejón de la Armas podrán beber agua de más calidad y además incolora, después de haber aguantado durante mucho tiempo primero que llegase turbia hasta sus casas y después amarillenta.

 

Para el vecindario, este era el principal problema de la localidad. Así se reflejó en las encuestas que sirvieron de base en la elaboración de la Agenda 21 Local, una auditoría medioambiental en la que se definen las estrategias consensuadas entre los ayuntamientos y los ciudadanos para alcanzar el desarrollo sostenible en el municipio a medio y largo plazo.

 

Este proceso se llevó a cabo en 2007, subvencionado por la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) y ya entonces los vecinos de Castejón se quejaban porque el agua salía turbia y además llevaba arena que taponaba grifos y dañaba los electrodomésticos.

 

Por el casco urbano pasa el río Piedra, de donde se toma el agua pero que se enturbiaba por un barranco. Con varias bombas se elevaba al depósito, donde se clora, pero antes va a una clarificadora que se averiaba con la tierra que filtraba. Los problemas no acababan ahí, porque en invierno se reventaban las tuberías con las heladas más duras y se cortaba el suministro, en ocasiones varios días.

 

Sondear un pozo se veía como la solución, pero no ha sido tal, según se pudo comprobar este verano. El agua que sacaba tenía manganeso y al clorarla resultaba amarillenta. Así que hubo que pensar una obra de mayor envergadura y que también tenía un coste más elevado para un ayuntamiento con las limitaciones económicas propias de su tamaño.

 

Desde el Consistorio se presentó al Instituto Aragonés del Agua (IAA) el proyecto de construcción de una estación de tratamiento y al mismo tiempo se solicitó presupuesto para el servicio de abastecimiento de la localidad.

 

Desde el IAA, dependiente del departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, se comunicó al Ayuntamiento que disponían de una subvención de 90.000 euros, de manera que se han podido iniciar los trabajos que tienen que acabar el 30 de octubre.

 

"Las cosas han ido despacio pero por fin tendremos agua en condiciones", comenta Arturo Martínez (PSOE), alcalde de Castejón de las Armas, para quien mejorar este servicio básico era urgente, fundamental y el objetivo que se había marcado hace dos años.

 

Gestión y Técnicas del Agua S. A. (Gestagua) se hará cargo de los trabajos y del seguimiento del servicio. "En un depósito, el agua que sale del pozo se tratará con dióxido de cloro que oxida el manganeso y lo anula de manera que no reacciona con nada. En otro decantador se purgará el agua y todo el manganeso se expulsará al desagüe. Además se ha instalado un sistema para que el decantador pueda tratar más cantidad de agua y, una vez clara, irá al depósito donde se echará el cloro para que quede potable", detalla Pascual Lallana, de Gestagua.

 

Con la estación de tratamiento en marcha, esta empresa "se hará cargo del mantenimiento y de las reparaciones, porque cada vez sanidad exige más y los alcaldes no podemos estar en todo", indica Martínez. El año pasado, el Ayuntamiento aprobó una ordenanza para regular el pago de vertidos y basuras por los que se abonan 50 euros cada semestre.

 

Una vez que el agua se normalice, será la lectura de los contadores la que marque el consumo por vivienda y se incrementará progresivamente el recibo, para costear los 19.000 euros a los que tiene que hacer frente el consistorio por el mantenimiento del servicio.

Etiquetas