Aragón

CAMPO DE BORJA

Daños en los cimientos de la Casa de la Estanca de Borja, de estilo mudéjar

Varias piedras se han desprendido como consecuencia del paso del agua por un canal por debajo del edificio. El Ayuntamiento construirá una tubería lateral para desviar la acequia.

Daños en los cimientos de la Casa de la Estanca de Borja, de estilo mudéjar
Daños en los cimientos de la Casa de la Estanca de Borja, de estilo mudéjar
JAVIER LERÍN

La cimentación de la Casa de la Estanca de Borja, una de las pocas construcciones civiles del mudéjar aragonés del siglo XVI que todavía se mantiene en pie, está resintiéndose del paso del tiempo y del agua que discurre por debajo de la edificación. El Sindicato de Riegos de la ciudad, que tiene el usufructo del agua, ha alertado de que la estabilidad del inmueble corre peligro si perdura esta situación y no se toman medidas para corregirla.

 

Los cimientos han sufrido el desprendimiento de varias piedras de su estructura en la zona por la que discurre una acequia que cruza por la parte inferior de la edificación para evacuar hasta un canal exterior el agua de la estanca para riego.

 

Aunque la propiedad del inmueble es del Ayuntamiento de Borja, es el Sindicato de Riegos de la ciudad quien posee el aprovechamiento del agua y, por lo tanto, el del paso de la canalización que discurre por debajo del inmueble desde hace siglos.

 

En estos momentos, en las inmediaciones de la casa, situada junto a la estanca (de allí su nombre), no hay agua. Un respiro para una posible solución. Pero si continúa pasando agua por el canal, el derrumbe de los cimientos podría acelerarse, lo que afectaría a su estabilidad.

 

Los regantes han comunicado los desperfectos al Ayuntamiento que se ha puesto manos a la obra para solucionarlos, aseguró el alcalde, Eduardo Arilla. "No es un problema tan grave", indicó, aunque el Consistorio está estudiando con el arquitecto municipal la solución definitiva. De momento, "se va a instalar una tubería en un lateral para evacuar el agua sin que tenga que discurrir por el canal actual por debajo de la casa".

 

En cualquier caso, el primer edil recordó que "el paso del agua es del Sindicato" quién, según señaló, "ya se ha hecho cargo de la situación". Así, los regantes, por su parte, se encargarán de reparar los desperfectos interiores de la canalización, para que no vayan a más.

 

La Casa de la Estanca requiere acciones urgentes para su consolidación y conservación, dada la singularidad del edificio. Se trata de una de las escasas construcciones civiles del mudéjar aragonés que se conservan.

 

En el año 1328, el rey Alfonso concedió un privilegio a la entonces villa de Borja mediante el cual se daba permiso para construir un estanque en el que se recogiesen las aguas del río Sorbán.

 

Para controlar el nivel del agua, sus entradas y salidas, así como cuidar del pescado que en ella se criaba, era necesaria una persona que, forzosamente, tenía que residir allí ya que no había otra vivienda cercana por lo que tuvo que levantarse la casa. En el año 1539 se firmó una capitulación para su construcción que, tras varias vicisitudes, se finalizó en 1543.

Etiquetas