Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AINZÓN

Sorbos de la primera garnacha de la campaña

La Denominación de Origen Campo de Borja celebró ayer la vigésima edición de la Fiesta de la Vendimia. Cientos de personas pudieron tomar el primer mosto

María José Lahuerta y su marido José Manuel Pérez, vertiendo las uvas que luego pisaron.
Sorbos de la primera garnacha de la campaña
Oliver Duch

Las uvicas, como antaño, hemos venido a pisar". Con esta frase comenzó una de las estrofas de la jota que precedió al primer mosto de la campaña de la Denominación de Origen Campo de Borja, que ayer celebró la vigésima edición de la Fiesta de la Vendimia en Ainzón. Como cada año, el grupo de jota de Fuendejalón interpretó una nueva canción escrita para la cita. No faltó la música, pero tampoco las reinas de las fiestas, la de la vendimia, las autoridades, los encargados del pisado de las uvas (garnacha, como no podía ser de otra forma) y el público, que un año más, volvió a llenar la plaza Mayor.

 

Con rigurosa puntualidad y tras salir de una misa en la que fueron bendecidas las uvas del primer mosto, varias parejas de niños vestidos de baturros fueron los encargados de echar el fruto de sus cestas para su posterior pisado. Ana Sánchez, de siete años y vecina de Ainzón, fue una de las pequeñas que subió al escenario. Repetía, aunque no por eso dejó de ponerse nerviosa. Las golosinas y la camiseta que había recibido por participar le dejaban aún más satisfecha.

 

El ainzonero José Manuel Pérez y su mujer, María José Lahuerta, fueron los encargados de pisar las uvas, que después vertieron en la prensa para sacar el primer mosto. El matrimonio se dedica a la apicultura, aunque también son vendimiadores en sus fincas familiares. Ayer, su hijo Daniel, de cinco años, también quiso contribuir al prensado de las uvas. "Siempre paso muchos nervios y eso que llevo varios años haciéndolo", dijo José Manuel. Ambos son de la peña La Quinta Parra, que colabora en la organización.

 

Las autoridades fueron las que pudieron hacer la primera cata. Y también el primer brindis, que la presentadora del acto, la periodista Ana Aínsa, dedicó a la cosecha de este año y a la gente de la comarca, "tan noble como sus vinos".

 

Después, llegó el momento de los discursos. Y también el que dio cuenta de las ausencias, como la de la alcaldesa de Ainzón, María Isabel Tabuenca (que no pudo asistir por cuestiones personales), o el consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, que fue sustituido por Pedro Orduna, director general de Fomento Agroalimentario.

 

El presidente de la Denominación de Origen Campo de Borja, Gregorio García Chueca, fue el encargado de tomar la palabra en primer lugar. Destacó la labor promocional de la uva garnacha que se ha hecho este año tanto en España como a nivel internacional. Bajo el lema 'The empire of garnacha' (El imperio de la garnacha), esta variedad llegó hasta la Gran Manzana neoyorquina.

Casi el 70% de ventas al exterior

García Chueca recordó que casi el 70% de las ventas son en el exterior. De hecho, la D. O. se ha consolidado en el segundo puesto en exportación a Estados Unidos, tercero en Canadá y cuarto en Reino Unido. Por eso, siguió animando a los viticultores y bodegas de la zona a seguir trabajando "por la calidad total".

 

Por su parte, el presidente de la comarca de Campo de Borja, Sergio Pérez, tuvo palabras de ánimo para los que este año se vieron afectados por el pedrisco. Pese a esto, las previsiones son optimistas. Según los datos facilitados por la Denominación, se esperan recolectar unos 30 millones de kilos de uva, un 8% más que la pasada campaña.

Etiquetas