Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

COMARCAS

Ribera Alta del Ebro y Calatayud son las comarcas con más grandes dependientes

La DGA estudia unificar criterios y precios para incorporar la ayuda a domicilio.

La implantación de la Ley de Dependencia vuelve a poner de manifiesto las necesidades que genera que Aragón sea una de las Comunidades más envejecidas del país. Las comarcas zaragozanas están a la cabeza de esta tendencia. A excepción de las capitales de provincia, las dos comarcas con mayor número de grandes dependientes son de Zaragoza: Ribera Alta del Ebro y Comunidad de Calatayud, según un estudio realizado por la DGA que recoge datos hasta el 31 de diciembre de 2008.

Lógicamente, Zaragoza, Huesca y Teruel engloban el 54,5% de los ciudadanos que tienen que recibir ayuda para realizar tareas cotidianas varias veces al día por su pérdida de autonomía. Mientras, Ribera Alta del Ebro supone el 3,5% (se han reconocido 519 grandes dependientes de un total de 821 valoraciones) y la Comunidad de Calatayud representa el 3,4% (con 514 grandes dependientes de 1.018 valoraciones). Una incidencia debida, entre otros factores, al sobreenvejecimiento de la población y a la localización en sus municipios de residencias y centros de día.

En el otro extremo, el de las zonas con un menor número de personas que requieren apoyo continuo de un cuidador, se encuentran Campo de Belchite, Campo de Daroca y Aranda. La razón resulta sencilla. Son tres de las comarcas más castigadas por el fenómeno de la despoblación en las últimas décadas.

Ayuda a domicilio

Las comarcas están pendientes, al igual que los ayuntamientos, de que la DGA unifique criterios y precios para incorporar el servicio de ayuda a domicilio al sistema de la dependencia. Ya hay un equipo de trabajo, pero se trata de un tema complejo ya que conviven diferentes modelos y resulta difícil unificarlos.

Así lo reconocen técnicos de Servicios Sociales de la comarca de la Ribera Alta del Ebro. No obstante, explican que, en su caso, no hay lista de espera en esta prestación ya que se han ampliado los fondos económicos destinados a este tipo de programas.

Las comarcas esperan también que en breve les lleguen las acreditaciones por parte del departamento de Servicios Sociales de la DGA para poder acceder a los datos actualizados.

Lo que sí está claro, es que, sin excepción, el perfil mayoritario de la persona que demanda una ayuda es el de una mujer mayor de 80 años. En todas las comarcas el número de mujeres grandes dependientes supera al de hombres.

Etiquetas