Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

COMUNIDAD DE CALATAYUD

Calatayud podría perder 1.400 vecinos si no renuevan su inscripción en el padrón

El Ayuntamiento de Calatayud ha impulsado una campaña informativa para animar a la población rumana a renovar su inscripción en el padrón municipal y evitar así las bajas de estos ciudadanos comunitarios que, de producirse, reducirían la población bilbilitana.

Por medio de unos folletos que se distribuirán en edificios públicos, comercios o establecimientos de hostelería de Calatayud, el Ayuntamiento va a explicar a los rumanos que residen aquí el procedimiento puesto en marcha por el Instituto Nacional de Estadística (INE) para comprobar el lugar de residencia de los ciudadanos comunitarios en España.

Según los acuerdos del Consejo de Empadronamiento de 27 de junio de 2008, el INE va a revisar la situación en la que se encuentran estas personas, y especialmente aquellas que no hayan realizado ningún movimiento en el padrón municipal en los últimos dos años. Quienes se encuentren en esta situación y continúen residiendo en la ciudad deberán comunicarlo en el Ayuntamiento, de lo contrario se les dará de baja del padrón y esto podría acarrear que Calatayud perdiese 1.400 vecinos.

Esta es la cifra de los ciudadanos comunitarios (en su mayoría naturales de Rumanía), de los que no se ha tenido constancia en el padrón municipal en ese plazo de tiempo, de ahí que el Ayuntamiento quiera facilitar la revisión de la residencia y haya editado folletos exponiendo en qué consiste el procedimiento.

Más de 4.600 rumanos

En marzo estaban empadronadas 22.999 personas, de las que 4.609 tenían nacionalidad rumana y suponían el 20,04 % de la población total. Si esos 1.400 extranjeros comunitarios, que en los dos últimos años no han hecho ningún movimiento en el padrón, no renovasen su inscripción en Calatayud, la población bilbilitana se reduciría alrededor de un 6%.

Desde el Ayuntamiento, y con el apoyo de las dos asociaciones que existen en la ciudad de personas llegadas desde Rumanía, se van a repartir 6.000 folletos para que los afectados por este procedimiento pasen por las oficinas municipales y confirmen que siguen viviendo en Calatayud. Se han editado en cuatro idiomas: español, rumano, francés e inglés.

Desde la Asociación Pro Rumanía de Calatayud, están ayudando a trasmitir esta información. "En colaboración con el centro de Servicios Sociales estamos explicando que no es nada más que acercarse al Ayuntamiento con el pasaporte o con el DNI", indica Micaela Luca, vicepresidenta de la asociación. Por distintas razones, ya sea por desinformación, por temor a tener que regresar a su país, o por falta de tiempo, hay personas que no han actualizado su padrón en esta ciudad o siguen empadronados en otras localidades. "Les decimos que así tendrán todo correcto aquí, que tendrán una dirección, recibirán las cartas en su domicilio y si pasa algo se les puede localizar donde viven ahora, también por los colegios de los niños, o para los asuntos del médico", señala Micaela.

Viaje de retorno

La entrada de Rumanía y Bulgaria en la Unión Europea contribuyó a actualizar los padrones de muchas localidades con quienes pasaron a ser ciudadanos europeos que en muchos casos llevaban tiempo viviendo en nuestro país.

En el último año, la falta de trabajo ha obligado a algunos, a hacer el viaje de retorno.

Con la revisión que se va a hacer se verá cuántas de las personas que residían aquí ya no están. "Es un procedimiento muy, muy fácil, y tardará poco, simplemente hay que ir al ayuntamiento para confirmar que viven aquí", afirma Micaela. Las bajas tramitadas para quienes no renueven su inscripción se publicarán en el BOP y los afectados tendrán 15 días para alegar en caso de que sigan teniendo su residencia en esta ciudad.

Etiquetas