Despliega el menú
Aragón

MANCOMUNIDAD CENTRAL DE ZARAGOZA

La Guardia Civil interviene en otro tenso pleno del Ayuntamiento de Villamayor

El debate sobre la situación económica y la propuesta de Chunta de reprobación al alcalde agitó una multitudinaria convocatoriaLa división vecinal continúa tres años después de la segregación

Varios agentes acompañaron a un vecino para que abandonara el pleno de ayer.
La Guardia Civil interviene en otro tenso pleno del Ayuntamiento de Villamayor
ESTHER CASAS

Nuevo pleno en Villamayor con intervención de la Guardia Civil. Esta vez, eso sí, para desalojar a un solo vecino que estaba grabando en vídeo la sesión, y no para echar a todos, como ha ocurrido en otras ocasiones. Unos 300 vecinos asistieron al salón de la calle Molino, donde volvió a representarse la división que sigue presente tres años después de la segregación de Zaragoza. Hubo abucheos, aplausos e interrupciones constantes a los concejales. Y todo porque se debatían varias propuestas del grupo municipal de Chunta, en las que pedían la reelaboración de un nuevo presupuesto y la reprobación del alcalde y la concejal de Economía.

 

El pleno empezó con un minuto de silencio por el atentado mortal de ayer en Mallorca. Apenas unos segundos después de que se reanudara la sesión, el alcalde se levantó de la mesa y acudió a pedir ayuda a la Guardia Civil para que desalojaran a un vecino que estaba grabando en vídeo el pleno. No era la primera vez que ocurría esto y, por eso, los agentes habían sido advertidos y dos patrullas aguardaban en las inmediaciones del local desde un poco antes de que empezara el pleno.

 

La sesión continuó, aunque las interrupciones fueron constantes. El alcalde, Clemente Martínez (PSOE) llamó en varias ocasiones a la calma y pidió "respeto para que se escucharan las voces de todos los concejales".

 

Un auto del Tribunal Superior de Justicia de Aragón acaba de apoyar la tesis del movimiento en favor de la segregación de Villamayor y ha determinado que los dos montes, de 7.300 hectáreas, son de este municipio y no del Ayuntamiento de Zaragoza. Y tras esta decisión judicial, la disyuntiva entre pueblo o barrio de la capital volvió a estar en primer plano durante el pleno.

 

La agrupación local de Chunta ha celebrado esta decisión y requirieron a los socialistas del equipo de gobierno que exijan al Ayuntamiento de Zaragoza que devuelva parte de los ingresos de una expropiación por dichos suelos, que asciende a 711.927 euros, lo que aseguraron "vendría muy bien a las arcas municipales". "A los socialistas solo les interesa demostrar que Villamayor no es viable económicamente y eso no es así", dijo el portavoz de Chunta, José Luis Montero.

 

Su grupo elevó al pleno la iniciativa para que se reelabore un nuevo presupuesto para el año 2009, ya que el aprobado hace apenas 12 días "es inviable". Y criticó que el equipo de gobierno no se haya acogido al plan de financiación.

 

En este punto votaron a favor tanto Chunta (que tiene 4 concejales) como PP (1), aunque la mayoría absoluta del PSOE (6) hizo que no prosperara.

Los socialistas defendieron que el plan de financiación no se pudo firmar por la baja de la secretaria. "Nosotros nunca regalamos nada. Nunca se ha dado un duro a nadie, no como hizo la gestora", dijo Marisol Allende, concejal de Hacienda, refiriéndose al dinero de los montes. Y acusó a los nacionalistas de "incapacidad en materia económica".

 

En el segundo punto del orden del día, Chunta solicitó la reprobación del alcalde y la concejala de Economía por "su incapacidad al perder dos ayudas" para el municipio, algo en lo que se abstuvo el PP y solo votó a favor CHA.

 

En este aspecto, el alcalde, Clemente Martínez, aseguró: "Desde que nos negaron ser barrio, algo que había sido elegido por las urnas, se nos está reprobando de forma permanente". La propuesta tampoco salió adelante y volvió a ser motivo de enfrentamientos verbales entre los asistentes.

Etiquetas