Aragón

EL LEGADO DE LOS SIGLOS

Las ruinas que luchan por resurgir

Ruinas de Montearagón, sierras de Gratal y Guara, fuentes de Marcelo y Jara, Huesca de mi corazón", dice la jota. Y así es, prácticamente, a día de hoy. El visitante que se acerque por sus dominios podrá disfrutar de la iglesia barroca, levantada junto a la torre del homenaje, la cripta subterránea y varias zonas del recinto interior -entre ellas, partes de la muralla y torres que han sido convenientemente consolidadas. Todo ello ha sido gracias a la intervención, desde las primeras actuaciones, en 1996, de la Asociación de Amigos del Castillo de Montearagón. La entidad fue impulsada por la entonces concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Huesca, María Pilar Goded, que contó con el apoyo de arquitectos, arqueólogos e historiadores. "La Asociación ha estado permanentemente en activo para que siga habiendo mejoras, pero todavía queda mucho por hacer, no estaría mal, por ejemplo que se pensara en poner vigilancia con el fin de evitar que grupos de vándalos puedan causar desperfectos", asegura Goded.

 

Amigos del Castillo de Montearagón se creó en 1995, con vistas a hacer su eclosión al año siguiente, fecha en que se conmemoraban 900 años de la conquista de Huesca. Entonces, se editaron pasquines y se cubrieron los medios de comunicación de notas informativas y cartas al director bajo el lema "Salvad Montearagón". "Resumíamos los fines de nuestra asociación en cuatro apartados: investigación del patrimonio, la tutela y defensa de este monumento y su difusión para su promoción tanto educativa y divulgativa, como turística e instar a las administraciones a que se ocupen de su rehabilitación", relata por otra parte, Félix Generelo, secretario de la Asociación desde su fundación. "Creo que en mayor o menor medida lo vamos consiguiendo, aunque nosotros solos no podemos ponernos a levantar torres", añade Generelo.

 

Y tanto que es así. Gracias al trabajo de 200 soldados del cuerpo de ingenieros del Ejército, se logró, al poco de constituirse la Asociación, la limpieza de todo el entorno del castillo. En 1999 se rehabilitó la techumbre de la iglesia, se embaldosó el suelo y se realizaron trabajos de reacondicionamiento en la cripta. En los años siguientes se han venido realizando varios trabajos de arqueología y consolidación.

 

Además, gracias a la campaña puesta en marcha por los socios, se logró un premio de 12 millones de las antiguas pesetas que otorgaba la marca de leche El Castillo al mejor proyecto de restauración. Se han organizado también concursos de pintura, tres campos de trabajo con jóvenes venidos de toda España y el extranjero y se ha editado un volumen que recoge un gran número de fuentes archivísticas sobre la fortaleza.

 

La Asociación cuenta a día de hoy, con 400 socios, que todos los primeros domingos de junio celebra su día y degustan incluso su propio dulce, las 'Piedras de Montearagón'. La pasada edición, que se celebró el día 13, sirvió para que el presidente de la Asociación, Manuel Tresaco, hiciera nuevas unas reivindicaciones que siguen en activo después de dos años de parón en los trabajos de rehabilitación del castillo. "Hoy en día no existen unos servicios higiénicos, no hay un sitio en el que el visitante pueda estar sentado cómodamente, ni hay nadie que te reciba al llegar", señaló.

Reforestar la ladera

Si bien el castillo pertenece al Instituto de Patrimonio Artístico, que pertenece a su vez al Ministerio de Cultura, han sido las instituciones más próximas las que han anunciado nuevas acciones de mejora. Así, desde el Ayuntamiento de Quicena -término municipal al que pertenece Montearagón, su alcalde, Israel Cortés- ha anunciado la puesta en marcha de un plan de reforestación de la ladera sobre la que se asienta la construcción, para principios del año que viene. "Hay que adaptarlo a los nuevos tiempos, como la riqueza histórica que es", señala el edil. Y relata: "cuando salgo de la provincia, nadie conoce Quicena, pero siempre me preguntan por el castillo".

 

Por otra parte, la Comarca de la Hoya de Huesca tiene previsto, dentro de su Plan de Dinamización del Producto Turístico, la puesta en marcha el año que viene, de un centro de visitantes que no afecte a la estructura original del histórico inmueble. "Queremos aportar nuestro granito de arena para ayudar a la creación de un producto cultural diferenciado y original, que permita dinamizar nuestros recursos turísticos", explica Pedro Bergua, presidente de la entidad comarcal, desde donde también se ha puesto en marcha el programa 'Puertas Abiertas'. Esta actividad permitirá realizar visitas guiadas al monumento del próximo 15 de julio al 15 de septiembre, de 10.00 a 14.00.

Etiquetas