Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CALATAYUD

Calatayud aprueba cambiar un tramo de tuberías para evitar más cortes de agua

El Ayuntamiento de Calatayud cambiará en unos días el tramo de tuberías más problemático para evitar que se repitan los últimos cortes de agua. La junta de gobierno aprobó ayer iniciar el expediente para unas obras declaradas de urgencia, que podrían estar listas en dos semanas y que supondrán un gasto de entre 120.000 y 150.000 euros. Mientras, ya están en marcha los trabajos para empalmar y ampliar una conducción alternativa proveniente del campo de golf, que sin embargo no garantiza el suministro completo del municipio.

El domingo por la tarde se solucionaron por fin las sucesivas averías en la red de suministro de agua que afectaban a la cuarta ciudad de Aragón desde el viernes, cuando una rotura en la tubería principal dejó sin abastecimiento al 70% de los vecinos, principalmente los que residían en pisos elevados. Sin embargo, en cualquier momento podrían surgir nuevos cortes.

El tramo de la red principal que se va a sustituir tiene una longitud de unos 360 metros y se encuentra situado ocho metros bajo tierra, la circunstancia que más ha complicado los arreglos puntuales tras las últimas averías. La nueva conducción, cuya capacidad será idéntica a la actual (600 milímetros de diámetro), discurrirá a apenas un metro bajo tierra, lo que eliminará estos problemas. Conectará la salida de aguas en los depósitos generales con la A-2 y discurrirá en paralelo a la carretera N-240. La tubería, de fundición, sustituirá al viejo tubo de fibrocemento instalado hace décadas.

Los permisos necesarios

En estos momentos, la corporación trata de obtener todos los permisos necesarios para iniciar las obras. El tramo modificado se encuentra situado en un campo particular, cuyo propietario, según señaló ayer el concejal de Servicios Públicos, Miguel Lavilla, ya ha dado su conformidad. Ayer también se obtuvo el visto bueno de Demarcación de Carreteras.

Hasta que no concluya la sustitución de la tubería principal, la posibilidad de que se reproduzcan los problemas sigue latente. Según Lavilla, la nueva conducción podría estar en uso "en dos o tres semanas", momento en el que el suministro ya estará garantizado.

El edil socialista criticó a corporaciones anteriores por no afrontar esta situación. "Lo absurdo es que desde 1995 hasta marzo de 2007 se produjeron seis roturas en esta zona y nunca se tomó una determinación", manifestó. El alcalde, por su parte, no entró a valorar este hecho. Tras "lamentar el trastorno" ocasionado, Víctor Ruiz se congratuló de haber "descubierto" el problema y agradeció la labor desarrollada por el cuerpo de Bomberos y por los miembros de Protección Civil.

Al margen de esta actuación, la junta de gobierno también autorizó ampliar el trazado de la tubería de 200 milímetros de diámetro (de una capacidad un tercio menor a la cañería principal) que procede del campo de golf y que enlaza con la avenida de Ramón y Cajal. En concreto, esta actuación consiste en la sustitución de 300 metros de tubería de 110 milímetros a otra que casi duplica su capacidad, aunque no garantiza la cobertura de suministro a todo el municipio. Esta conducción, que ayer por la tarde ya estaba lista, discurre en paralelo con la carretera A-202.

Etiquetas