Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

MANCOMUNIDAD CENTRAL

Hallan un arco del templo románico primitivo de la iglesia zufariense de San Pedro

El museo parroquial anexo, que fue inaugurado hace un año, sigue sin contenidos y sin fecha para su apertura.

Un obrero trabaja en la rehabilitación del arco aparecido en la que será la casa del párroco
Hallan un arco del templo románico primitivo de la iglesia zufariense de San Pedro
HERALDO

Las obras de construcción de la casa del párroco y el museo eclesiástico de la iglesia de San Pedro de Zuera han sacado a la luz un arco del templo románico primitivo. Este hallazgo se suma a los restos de pintura mudéjar del siglo XII encontrados en los trabajos de restauración del edificio.

El arco ha aparecido en la que será una sala de reuniones y quedará a la vista como elemento decorativo de la sala, que contará con iluminación indirecta. Se trata de un ventanal de diez arcos que estaban totalmente tapados por la pared norte y que fue descubierto en la obra al notar que había una zona hueca.

"Estábamos picando para reparar unas grietas cuando apareció un hueco y ahí estaba el arco", comenta el constructor, José de Buen, que conoce al dedillo el templo.

El hallazgo no es solo importante por el valor histórico artístico del elemento aparecido, sino también porque este ventanal deja una idea más clara de cómo fue el templo en sus inicios, con una arquitectura propia que podría datar del siglo XIII. Además, da cuenta de los materiales utilizados entonces: ladrillo rojizo y alabastro.

Su ubicación coincide en línea recta con la del otro ventanal, en el muro sur de la iglesia, que fue restaurado. Según explica el párroco, Santiago Fustero, "los vestigios encontrados -en los que se incluye otro arco más en la casa del párroco- se perdieron por las capillas de las naves laterales y la agresividad de las construcciones aledañas".

El párroco asegura que la financiación es imprescindible ahora para poder continuar con los trabajos, ya que pese a las reformas que se han realizado en el templo, este todavía tiene problemas de humedades. "Se trata de una inversión muy fuerte y, aunque hemos contado con financiación, necesitamos más para poder concluir y dejar la iglesia como se merece un municipio como Zuera", añade el párroco.

Las obras en la iglesia comenzaron en el 2007 y permitieron aislar la iglesia y darle protagonismo a los ábsides, que antes estaban ocultos. El edificio anexo consta de dos plantas: la baja, donde está el museo, y la primera, donde estará la casa parroquial. A principios de enero de 2007, el museo parroquial de Zuera se inauguró sin fecha de apertura. Un año después, este sigue sin contenidos ni previsión económica para afrontarlos.

Etiquetas