Despliega el menú
Aragón

MANCOMUNIDAD CENTRAL

Miles de vecinos de Zuera se lanzan a por las gangas del primer salón anticrisis

La Asociación de Comercio y Servicios local organiza todo el fin de semana una feria para dar salida a los 'stocks' con importantes promociones en ropa, alimentación o muebles.

Bolsos, ropa, bisutería, joyas, dulces, viajes o muebles. El pabellón polideportivo de Zuera cambió ayer su función habitual para albergar la primera edición de la feria del 'stock' y la promoción. Una cita a la que acudieron miles de vecinos y que sirvió para que los comerciantes sacaran a la venta productos de otras temporadas que los clientes consiguieron a precios de ganga.

La Asociación de Comercio y Servicios de Zuera, integrada en la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia (ECOS), organizó esta muestra en la que participaron 32 expositores, todos ellos locales. Después de la edición celebrada en la capital aragonesa y tras una primera experiencia en la provincia en Calatayud, Zuera ha tomado el relevo. Y lo ha hecho con novedades, como la inclusión de empresas de servicios, entre las que había una autoescuela o una academia de estudios.

La feria fue inaugurada a las cinco de la tarde de ayer y hoy volverá a abrir sus puertas tanto por la mañana como por la tarde. "Queríamos hacer una prueba piloto y que fueran solo los comercios zufarienses los que pudieran estar en esta edición", comentó Carmen Marín de Espinosa, presidenta de la asociación de comerciantes local. "Nos pareció muy apropiado hacerla en el mes de noviembre, uno de los más malos para el sector. Y más teniendo en cuenta la situación de crisis que vivimos", añadió.

De hecho, la palabra crisis estuvo presente tanto entre los vendedores como entre los clientes. "A estos precios sí que se puede comprar", decía Isabel Roche, de 17 años. "La crisis también nos afecta y, por eso, venimos aquí", añadía mientras pagaba 6,5 euros por unos guantes de piel blancos (3,5 €) y unos pendientes (3 €).

Compras navideñas y regalos

Otros clientes aprovecharon para adelantar alguna compra navideña o buscar un regalo. Ana Ostalé, de 34 años, encontró un collar para su sobrina entre los detalles de bisutería.

Precisamente este era uno de los puestos que más éxito tenía a primera hora de la tarde. Los descuentos del 25 y hasta el 50% llamaban la atención de los clientes, que se amontonaban junto a una mesa con pendientes, collares y pulseras de bisutería.

En Zufaria Joyeros, el propietario, Antonio Provenza, aseguraba que este tipo de muestras son importantes "para sacar el 'stock' antiguo a un buen precio. Y más en tiempos de crisis", añadía. Su comercio se sumaba al sorteo de un viaje de la asociación y añadía otro específico de un reloj de oro por su décimo aniversario.

Cristina Labrador, de la tienda "El Duende", de ropa y complementos, destacaba la afluencia de gente que había acudido a la feria. Lo mismo que Yolanda Mondourrey y Carlos Calvo, que montaron su tienda de ropa, "De picos pardos", el pasado abril. Apenas una hora después de abrir, ya habían vendido un bolso, una falda, un pantalón y algunos complementos.

Decenas de jóvenes se aglutinaban en los percheros de su pequeño stand, que estaba junto a los probadores comunes. Al lado, la pastelería Auré hacía degustaciones de turrones y de zufaricos (unos pastelitos de masa de almendra rellenos de melocotón confitado). Ese era uno de los productos estrella del puesto.

El presidente de ECOS, José Antonio Pueyo, que también estuvo presente en la inauguración, destacó la importancia de este tipo de ferias. "Por una parte es importante para aquellos clientes con unas rentas más bajas y deseosos de conseguir ofertas. Del otro lado, los vendedores también están deseosos de sacar su 'stock", añadió Pueyo. Por eso, el presidente de la asociación aseguró que se van a potenciar "estos salones anticrisis".

En abril del pasado año, la primera de estas experiencias llenó la sala multiusos del Auditorio de Zaragoza. Hubo 48.000 visitantes, un 8% de la población. Fuera de la capital, Calatayud ha celebrado ya la segunda de estas ferias, que ha ampliado al doble el número de participantes.

Todavía es pronto para dar cifras de la feria de Zuera, aunque ayer el alcalde, José Manuel Larqué, se mostraba optimista y aseguraba que solo en la primera hora habían pasado por el pabellón multiusos más de mil personas.

La muestra volverá a abrir hoy sus puertas de 10.00 a 21.00. Y si ayer fueron las dulzainas las que animaron el comienzo de la feria, hoy los niños podrán disfrutar de juegos y actividades preparadas por varios monitores.

Etiquetas