Despliega el menú
Aragón

CINCO VILLAS

Las últimas lluvias hacen intransitables las carreteras hasta Luna y Uncastillo

Los seis kilómetros en obras se han llenado de charcos, barro y numerosos agujeros que han producido varios problemas mecánicos en vehículos

Socavones y charcos han hecho que el tramo en obras de la carretera A-1103 entre Erla y Luna se haya convertido en una carretera peligrosa y difícil para la circulación. Lo mismo ha sucedido en la vía de Sádaba a Uncastillo, donde todo se paralizó a consecuencia de las precipitaciones.

Tras las lluvias de los últimos días, los seis kilómetros en obras se han llenado de charcos, barro y numerosos agujeros que han producido varios problemas mecánicos en vehículos y provoca que, en un trayecto donde normalmente se invertían siete minutos, ahora se tarde veinte. Con el agravante de que en Luna se sitúa el centro de salud que atiende a trece núcleos de población, diez de los cuales tienen que pasar por ahí.

Las grúas han tenido que aparecer para atender varias averías de vehículos, por la transmisión, la suspensión o los neumáticos. Como relata el conductor del autobús de transporte escolar y de viajeros entre Luna y Ejea, José Manuel Sanz, "da igual llevar un autobús, un utilitario o un camión; tardas lo mismo, unos veinte minutos en recorrer seis kilómetros".

Las obras se habían ralentizado en las últimas semanas por problemas presupuestarios. Al parecer, sin embargo, Fomento comunicó la semana pasada a la adjudicataria, Jesús Benavente, que retomase las obras, algo que frustró la llegada de las lluvias.

El alcalde de Luna, José Antonio Fullerat, asegura que la empresa le ha informado de que en breve pondrán fin a esta situación. "Se ha comprometido a dejar transitable la carretera estos meses de invierno", dijo. La finalización de los trabajos está prevista para el primer semestre del año que viene.

Desde el centro de salud de Luna, su coordinadora, Ana Isabel Echeverri, describe la situación como "inaceptable". Las quejas de los trabajadores y de los usuarios se vieron materializadas en una recogida de firmas que fueron trasladadas hasta el Ayuntamiento y la Dirección General de Carreteras.

El problema con el pésimo acceso se acrecenta ante las urgencias. "Este fin de semana entró un aviso urgente en Erla y se tardó un cuarto de hora más en llegar, con el consiguiente peligro de transitar por esa carretera", explicó Echeverri. Al final, la urgencia fue atendida y solucionada.

Las últimas lluvias también afectaron a las obras del tramo carretero entre Sádaba y Uncastillo, en la A-1202. El agua ha provocado socavones y barro, pero las obras continúan. La carretera estuvo cortada quince días, pero pasado ese plazo el tramo se reabrió al tráfico.

La semana pasada estuvieron paradas las obras por problemas con el material, la lluvia y la festividad de Todos los Santos, pero desde este lunes ya se han retomado. El alcalde de Uncastillo, José Luis Abenia, afirmó que, según la empresa, los plazos para abrir la carretera a final de año se mantienen.

Etiquetas