Despliega el menú
Aragón

MANCOMUNIDAD CENTRAL

El IBI subirá un 14% en Cadrete y el recibo del agua y las basuras, un 10%

El equipo de gobierno justifica la impopular medida por el parón inmobiliario que afecta al municipio, algo que la oposición critica. El Consistorio aprueba también hoy el presupuesto, de 6 millones.

En época de vacas flacas, el Ayuntamiento de Cadrete ha decidido subir los principales impuestos a los vecinos para poder compensar el parón de la actividad inmobiliaria que suponía una importante inyección económica para las arcas municipales. Los vecinos pagarán, a partir de enero, un 10% más por el abastecimiento de agua y la recogida de basuras y el alcantarillado, y abonarán un 14% más por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), cuyo tipo impositivo pasará del 0,50 al 0,57%. Se trata de una medida que el equipo de gobierno considera "necesaria" para hacer frente a la situación y que ha levantado las críticas de la oposición.

El impuesto para los vehículos de tracción mecánica también subirá y el coeficiente del 1,22 pasará al 1,30. Además, el recibo trimestral del agua y las basuras subirá un 10%, aunque las cuotas de enganche se mantendrán igual. El objetivo de esa medida, según explicó la alcaldesa, María Ángeles Campillos (PP), es mantener estos servicios "que ahora mismo son deficitarios". "Sabemos que es una medida poco popular y no nos gusta tener que tomarla, pero ante la disminución de ingresos de la actividad inmobiliaria, no nos queda otro remedio", añade la alcaldesa.

En cuanto al IBI, la subida será especialmente importante, sobre todo si se tiene en cuenta que, hace solo un par de años, se actualizaron los valores catastrales. Por ejemplo, el propietario de una vivienda que ha pagado 180 euros en su último recibo, deberá ingresar 205,2 a partir de enero.

Pero pese a la subida, la alcaldesa insistió en que el gravamen sigue siendo menor que en otras localidades del entorno de Zaragoza (en lugares como Cuarte, se aplica un tipo del 0,70%, aunque en otros como La Puebla es del 0,46%) y que "gravará las rentas más altas". De hecho, inicialmente estaba previsto que la subida se repita en los dos próximos años, aunque parece que este plan inicial no saldrá adelante finalmente.

Dos ordenanzas nuevas

El equipo de gobierno aprobará también dos ordenanzas nuevas relativas al uso de la ludoteca y del servicio wifi. En ambos casos, se cobrarán 10 euros al mes a los usuarios. El Ayuntamiento se hará cargo de la instalación informática, aunque exigirá un aval al usuario. De momento, se han instalado casi 80 y se espera que en breve haya un total de 170.

Aunque la alcaldesa insistió en que, para compensar, se creará una partida presupuestaria de casi 31.000 euros para ayudar a los vecinos más desfavorecidos, la oposición ha criticado fuertemente que suban los tributos.

Para Jorge Cañadas, portavoz del partido Cadrete Vecinos Agrupados (CAVA), subir los impuestos en este momento es la peor de las soluciones. "No estamos de acuerdo con la gestión que se hace. Nuestra oposición es absoluta y, más ahora, cuando muchos ciudadanos tienen problemas para llegar a fin de mes", argumenta Cañadas.

Para la portavoz de CHA, María Ángeles Mercader, se trata de una subida "excesiva". "Del 2004 al 2008 ha habido un incremento en el recibo del IBI del 60%", explicó la concejal nacionalista. "Además, la intención de hacerlo durante los dos próximos años, nos parece algo demencial", añadió Mercader. "La crisis la va a pagar el ciudadano y eso no puede ser", concluyó Mercader.

En cuanto al presupuesto municipal, este año se reduce de forma drástica respecto al pasado. De los 10 millones de 2008 cae a los 6 millones para 2009, es decir baja más de un 40%. Sobre todo disminuye el capítulo de inversiones, que pasa de cerca de 6 a 2 millones de euros. Además, la alcaldesa también aseguró que se van a recortar gastos de personal, en un 7,5%.

Aunque esto contrasta con la partida destinada a la creación de un servicio de Policía Local, que se compartiría con el Ayuntamiento de María de Huerva. "Este es un servicio muy urgente y que consideramos prioritario, ya que a veces hay problemas de convivencia y desorden", añadió Campillos. La alcaldesa se refirió también a la reducción en la financiación de la administración central para los municipios y a la falta de ayudas económicas para el nuevo depósito de agua, uno de los principales proyectos de la corporación.

Etiquetas