Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EL INCENDIO AFECTÓ A MÁS DE 2.000 HECTÁREAS

Dos millones de euros para recuperar los pinares de Zuera

Hasta el momento se han registrado 331 incendios en Aragón, con 2.451 hectáreas afectadas, el 87% de ellas en el incendio de Zuera

El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón trabajará en los próximos años para ampliar las áreas de cortafuegos de la Comunidad, ya que estas zonas suponen "una garantía frente al riesgo de grandes incendios y dan mayor seguridad laboral" a las cuadrillas que trabajan en la prevención y extinción de incendios. Además, como próxima actuación tras el incendio que este verano afectó a más de 2.000 hectáreas en Zuera, el Ejecutivo autónomo negociará con el Ministerio de Medio Ambiente la inversión de cerca de dos millones de euros para recuperar esta zona.

El consejero de Medio Ambiente del Ejecutivo autónomo, Alfredo Boné, acompañado por el director general de Gestión Forestal, Alberto Contreras, y el director gerente de Sodemasa, Jesús Jiménez, presentaron este martes en rueda de prensa el balance sobre la campaña de incendios forestales en la Comunidad autónoma.

Alfredo Boné explicó que en el incendio de Zuera se quemó un 87 por ciento del total de las hectáreas afectadas por el fuego este año en Aragón, y "ningún otro incendio, excepto el de Zuera, ha superado las 16 hectáreas afectadas".

Así, el que se convirtió en el mayor incendio del verano en España, con más de 2.000 hectáreas quemadas (1.511 de ellas arboladas) y en cuya extinción trabajaron más de 800 personas, entre ellos miembros de la Unidad Militar de Emergencias del Ejército, fue para el Departamento de Medio Ambiente aragonés "una prueba de fuego fundamental que no ha hecho reflexionar sobre nuestro propio operativo" de prevención y extinción de incendios. "Mientras la superficie de Aragón no esté compartimentada en áreas, los niveles de riesgo de grandes incendios serán muy altos", indicó.

Por este motivo, en los próximos años se potenciarán las áreas de cortafuegos, política de prevención que se inició hace tres años. Aragón cuenta ahora con 2.300 kilómetros de cortafuegos, de los que 1.800 "son cortafuegos poco eficaces para impedir el avance de un incendio importante", ya que siguen un modelo "antiguo". Sin embargo, 500 de ellos "son resultado de los últimos tres años de trabajo" y están adaptados a las nuevas necesidades.

Ahora, "tenemos evaluado que necesitamos 2.500 kilómetros más de cortafuegos para tener la superficie forestal de la Comunidad agrupada en masas que no superen las 2.500 o 3.000 hectáreas", de forma que cuando se produzca un incendio, "virulento, como el de Zuera", el fuego se extienda lo mínimo posible.

Así, "se puede asumir el riesgo de que se queme una pastilla entera, pero no 15.000 o 20.000 hectáreas como ocurrió en el Maestrazgo en los años 90", indicó Boné.

La idea es construir estas áreas y mantenerlas contando con la colaboración de las Comarcas y el Inaem, así como con los pastores y ganaderos de las zonas forestales. De esta forma, "este proyecto supone una enorme implicación de trabajo en el medio rural", ya que generará centenares de puestos de trabajo en torno a la construcción y mantenimiento de las áreas cortafuegos.

Respecto al trabajo a realizar para recuperar las 2.500 hectáreas arrasadas en Zuera (incendio que afectó también a los términos municipales de Castejón de Valdejasa y Zaragoza), el director general de Gestión Forestal, Alberto Contreras, explicó que durante la reunión con los alcaldes de Zuera y Castejón "ya se planteó un plan no definitivo, dado que aún tenemos que llegar a un acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente".

Este acuerdo podría alcanzarse este jueves, en la reunión que mantendrá Contreras con responsables del Ministerio en Madrid "para concretar" las cantidades a invertir. En principio, "se ha realizado una valoración económica en cinco años, con una inversión inicial en 2008 de 100.000 euros para retirar la masa quemada". En total, "se invertirán dos millones de euros en este plan de restauración".

Cinco millones de campos de fútbol

El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, recordó que Aragón cuanta con una "enorme" superficie forestal, que ocupa el 53 por ciento del terreno de la comunidad, con más de dos millones y medio de hectáreas, "cinco millones de campos de fútbol o la superficie que casi ocupa Bélgica". Además, "el 38 por ciento de Aragón tiene alguna figura de protección", de manera que "es una enorme responsabilidad para todos" cuidar esta masa forestal.

Por ello, se ponen medios todo el año en el plan de prevención y extinción de incendios, aunque existen cuatro meses de "máximo despliegue de medios", coincidiendo con los meses de verano.

"Aragón es una Comunidad autónoma con buenos indicadores en prevención y extinción de incendios", agregó, pero este año se está superando la media de los últimos años. Así, de momento se han registrado 331 incendios, mientras que la media anual se sitúa en los 325 incendios al año, que se superarán este 2008, aunque "el 75 por ciento de los incendios no han llegado a afectar a más de una hectárea", lo que indica "la eficacia y rapidez del despliegue operativo".

De la superficie total afectada por los 331 incendios, que alcanza las 2.451 hectáreas, 1.990 de ellas eran de arbolado, y en un sólo incendio, en el de Zuera, se quemó el 87 por ciento de esa superficie total afectada.

Por su parte, Alberto Contreras advirtió que este año, por los periodos de sequía y lluvias, se han producido más incendios en febrero y marzo que en julio y agosto. Los incendios de este 2008, de momento, han sido causados en un 57 por ciento por negligencias y accidentes, en un 14 por ciento de los casos por rayos, en un doce por ciento han sido intencionados y el en 17 por ciento de los incendios aún se buscan las causas.

En el caso de los intencionados, Contreras aclaró que no se trata de los provocados por pirómanos, "en Aragón no tenemos esa lacra", sino de personas que fueron a quemar rastrojos o materiales y, sin querer provocar un incendio, acabaron por iniciarlo.

En el operativo, y entre otros recursos humanos y técnicos, este año trabajan más de 2.000 personas, 1.200 de ellas del Gobierno de Aragón; setenta cuadrillas y siete de ellas helitransportadas, junto a un helicóptero de coordinación, que han volado más de 560 horas. Asimismo, "hay un helicóptero permanentemente trabajando y uno en cada provincia que está siete meses al año".

Este año, también se ha hecho hincapié en la formación y seguridad de los trabajadores, se han aplicado las nuevas tecnologías a través de la cartografía en 3D, se han establecido convenios con 21 comarcas, y se ha profundizado en el programa de voluntariado ambiental, en el que participa un centenar de personas.

Se colabora, asimismo, con la Unidad Militar de Emergencias, con agricultores y ganaderos, con ADIF "para la prevención y extinción de incendios provocados por chispas de los trenes", y "se ha reforzado la red de puntos de agua, llegando a los 1.200" en toda la Comunidad.

Etiquetas