Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CAMPO DE BELCHITE

El "segway" y las comidas populares son la seña de identidad de Casa Luwata

El nuevo albergue rural está situado en Lagata, junto a Belchite, y ofrece también actividades relacionadas con el medio ambiente, baños relajantes con chocolate y masajes

Al llegar el fin de semana, muchas personas organizan excursiones al campo con los amigos o la familia. Las casas rurales son un destino que día a día adquieren una mayor aceptación. Si a este plan se le suman unas actividades organizadas desde el propio alojamiento, los días en el campo pueden convertirse en un plan perfecto.

La casa rural Luwata ofrece a sus visitantes, además del alojamiento, diferentes actividades relacionadas con el medioambiente y comidas multitudinarias de entre 100 y 1.000 personas. La semana pasada, los encargados del albergue celebraron una fiesta de inauguración, aunque la casa rural funciona desde hace casi un año. Este alojamiento se encuentra en el municipio de Lagata, cerca de Belchite, y consta de tres habitaciones, baño, una cocina completa, un cuarto de estar y comedor.

Entre las actividades que se pueden hacer, organizadas por los responsables de Casa Luwata, existen ofertas muy variadas. La actividad estrella son los paseos en "segway" con los que se pueden conocer los alrededores de Lagata sin necesidad de andar. Este aparato es un medio de transporte parecido a un patinete, pero que está compuesto por un manillar que, al inclinarse hacia delante, arranca y el transporte se desplaza. "Es un vehículo totalmente ecológico y silencioso", comenta Jesús Lázaro, propietario del negocio. "A las personas que utilizan la casa rural se les incluye un pequeño recorrido con este transporte. Además, se puede acercar cualquiera que desee utilizar el vehículo", dice el dueño del negocio.

Otro de los productos más destacados que se pueden practicar en el municipio es el "paintball". A dos kilómetros de la casa, en Letux, se pueden recibir lecciones de montar a caballo o dar paseos por los alrededores. Los usuarios también pueden practicar senderismo, descender por el río Aguasvivas o recorrer rutas temáticas como la del olivo, la vía, historia o arte.

En Lagata también se aprenden oficios tradicionales en los talleres que se organizan. Los turistas podrán practicar los trucos para hacer conserva casera de carne y vegetales; cosechar y recoger productos de la huerta; conocer los secretos para la fabricación de jabón o averiguar cómo se incuban los huevos.

Si el grupo que se desplaza hasta Lagata es muy numeroso no habrá que preocuparse por encontrar un sitio para comer. En la casa rural Luwata se organizan comidas multitudinarias de 100 y hasta de 1.000 personas. Los asistentes podrán comer ranchos y guisos de todo tipo, conejos con caracoles o migas, todo ello cocinado por un encargado del negocio, en grandes ollas y al calor de las brasas.

En cambio, para aquellos que busquen unos días de relax absoluto, Casa Luwata ofrece servicios de spa, sauna, masajes e, incluso, baños de chocolate que servirán para recuperarse.

"La casa es un negocio familiar que surge con la idea de potenciar el medio rural, a la vez que intentamos sacar una rentabilidad para poder vivir de esto", dice Jesús. Al ser un negocio familiar, las tareas son compartidas entre Jesús, May, Alex y Miguel, los propietarios de la casa rural.

Etiquetas