Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

BAJO CINCA

Fraga mejora un peligroso acceso desde Lérida

La raqueta que había para entrar al Casco Histórico se ha sustituido por un carril de espera para evitar que los vehículos tengan que cruzar toda la calzada.

Desde ayer, lunes, la entrada al Casco Histórico de Fraga desde la carretera de Lérida (en el norte de la población) tiene un acceso central en la travesía, en aplicación de la nueva ordenación del tráfico llevada a cabo en diferentes lugares de la ciudad. Hasta ahora, éste era uno de los puntos más peligrosos de la localidad.

De este modo, en el conocido cruce del Revolt, junto a la pasarela de acceso al cementerio, se ha cambiado una raqueta existente, donde los coches que llegaban desde Lérida tenían que hacer un stop lateral y cruzar toda la anchura de la calzada, por un carril de espera situado en el centro. Así, se consigue mejor visibilidad y entraña menos peligro para los vehículos que cruzan. También los que salen de la zona del Revolt para acceder a la travesía utilizarán un carril de aceleración central antes de incorporarse definitivamente a la vía.

Según la Policía Local, con esta medida se gana en seguridad, ya que se evita tener que cruzar treinta metros de carretera en una curva de escasa visibilidad. También se planteó la posibilidad de construir una rotonda y, a pesar de que había suficiente espacio, se optó finalmente por esta otra alternativa, al considerar que era más cómoda para los automovilistas.

Por otra parte, continúan en la zona los trabajos de acondicionamiento de la nueva pasarela peatonal de acceso al cementerio de Fraga, que debe estar lista a finales del próximo mes de septiembre, de cara a la festividad de Todos los Santos.

Etiquetas