Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

RIBERA ALTA DEL EBRO

Detenido un motorista sin carné tras una persecución de 15 kilómetros por Pinseque

Circulaba con una motocicleta de gran cilindrada y se saltó una señal de stop a su paso por el polígono industrial Los Leones de Pinseque. La Policía Local intentó darle el alto, pero no lo consiguió. A partir de ahí empezó una persecución de 15 kilómetros que acabó con la detención de un joven de 20 años en Casetas. Se le imputa un delito de conducción temeraria porque, además, el pinsequero no disponía del carné de conducir necesario para ese tipo de moto.

Ocurrió en la mañana de ayer cuando una patrulla de la Policía Local de Pinseque vio cómo una motocicleta se saltó una señal de stop. Al darle el alto, el joven que conducía, Cristian G. S., de 20 años, no paró. Y tampoco lo hizo pese a que pusieron las sirenas y comenzaron a perseguirle.

El motorista cruzó el casco urbano de Pinseque a toda velocidad, poniendo en peligro a los viandantes, circuló en dirección contraria y hasta obligó a parar a un autobús urbano para que ambos vehículos no chocaran.

Desde el coche, los agentes dieron el aviso a la Guardia Civil y a la Policía Local de Zaragoza y, finalmente, fue en el barrio zaragozano de Casetas -unos 15 kilómetros después- cuando consiguieron detenerle.

El joven fue arrestado y se instruyó el atestado en la comisaría de Pinseque, de la que se le dejó marchar sobre las 16.30. Se le imputa un delito contra la seguridad del tráfico por conducción temeraria y tendrá que acudir a un juicio rápido. Además, aunque el joven tenía carné de conducir B (para coches) no disponía del específico para ciclomotores de gran cilindrada.

Según el Código Penal, la conducción de un vehículo a motor "con temeridad manifiesta" y que ponga "en peligro la vida o la integridad de las personas" será castigado con las penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años.

Otro caso similar en el municipio

El caso de ayer no ha sido el único en Pinseque. Recientemente, la Policía Local detuvo a otro joven tras una persecución similar a esta que también llevó a los agentes desde la urbanización pinsequera Prados del Rey (donde comenzó) hasta el barrio zaragozano de Casetas. En este caso, el joven se saltó varios semáforos en rojo y una mediana para evitar a los agentes. Finalmente fue detenido.

Desde el pasado enero, el Ayuntamiento de Pinseque intensificó el control sobre diversas infracciones de tráfico y comenzó a realizar pruebas de alcoholemia y a vigilar los adelantamientos en el polígono industrial. Estas medidas se tomaron ante la preocupación por diversas infracciones reiteradas en la localidad. Se hizo desde que el polígono se usa como acceso provisional hasta el casco urbano debido a las obras del puente sobre la A-68.

Etiquetas