Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

RIBERA ALTA DEL EBRO

El antiguo matadero de Alagón será la nueva escuela de música a finales de año

El Ayuntamiento invierte más de 150.000 euros en la reforma de este edificio de 1900. Las instalaciones aglutinarán todas las actividades en un único centro que estaba en desuso

Alagón. Las obras de rehabilitación del antiguo matadero municipal de Alagón avanzan a buen ritmo. El centro, que se transformará en escuela de música, estará listo a finales de este año, cuando se espera que los alumnos se trasladen a su nueva ubicación. El presupuesto de esta obra asciende a unos 150.000 euros y con su arreglo se recuperará un edificio de principios del siglo pasado.

Hasta ahora, las actividades culturales de la escuela de música se distribuían entre la Sala Alaún, donde ensaya la banda municipal, y la casa de cultura, donde acuden los alumnos de jota o las corales, entre otros. Una vez listo, el nuevo centro aglutinará todas las actividades en un único edificio y además dispondrá de plazas de aparcamiento en la trasera del edificio.

El Ayuntamiento es propietario del antiguo matadero, que está ubicado en la calle de Francisco Vililla, en una zona de expansión del municipio. Las instalaciones, que llevan varios años en desuso, tienen muros de piedra espesos, lo que permitirá tener buenas condiciones acústicas.

"El objetivo es actuar en este edificio antes de que se deteriore más. Hemos querido mantener la fachada principal como la original y recuperarlo, ya que estaba en desuso", explicó el alcalde de Alagón, el socialista José María Becerril. Por su parte, el concejal de Cultura y Educación, Juan José Gálvez, explicó que el hall de entrada tendrá una cúpula traslúcida que permitirá el paso de luz natural al recibidor, donde se ubicará la consejería y la zona de administración.

El resto del edificio se distribuirá en salas: una de ellas se destinará a los ensayos de la rondalla, otra a los de baile, otra para el archivo y una última para la coral. Además, el edificio dispondrá de aulas específicas para ensayos individuales, aseos y sala de calderas, entre otros.

Los trabajos cuentan con un presupuesto superior a los 150.000 euros, que se han repartido en dos anualidades. En 2007 se invirtió en los trabajos de demolición de la cubierta y en la redacción del proyecto. La cifra contó con una subvención de 30.000 euros del departamento de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes de la Diputación General de Aragón.

Ayudas económicas

Además, la iniciativa ha contado también con ayudas económicas por parte del Plan de Infraestructuras y Equipamientos Locales del ejercicio 2007, que gestiona la Diputación Provincial de Zaragoza.

La memoria inicial, redactada por el arquitecto municipal, señala que la superficie útil del edificio es de 330 metros cuadrados ubicado en un solar de 943 metros. Los trabajos, que ya están muy avanzados, han consistido en la demolición de tabiques y la retirada de puertas en mal estado, los falsos techos y los enlucidos, además de los trabajos propios de albañilería, carpintería, cerrajería, electricidad y fontanería.

El centro cuenta con una antigua bomba con la que se obtenía agua de la acequia. Esta se mantendrá, ya que se trata de un objeto antiguo que pretende recuperarse.

El concejal de Cultura aseguró que se espera que los trabajos puedan concluir a finales de año, por lo que los alumnos empezarán el curso en los lugares donde se impartía hasta ahora y, después, deberá hacerse el traslado. Las actividades culturales que se hacen en la Sala Alaún van en aumento, por lo que el Ayuntamiento se plantea ya la construcción de un nuevo escenario. Y está previsto que sea en los bajos de la futura sede comarcal, un proyecto que todavía no ha echado a andar.

Etiquetas