Despliega el menú
Aragón

SOBRARBE

El monasterio de San Victorián ya es del Gobierno aragonés

El obispado de Barbastro y la consejería de Cultura firmaron ayer el convenio de cesión, un documento que recoge el acuerdo alcanzado entre ambos hace ahora más de un año

La cesión del monasterio de San Victorián al Gobierno de Aragón es ya una realidad. Ayer, el obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, y la consejera de Educación y Cultura, María Victoria Broto, firmaron el acuerdo, un documento en el que se formalizaba el compromiso alcanzado entre las dos instituciones en mayo del pasado año para que la propiedad de este monumento del Pueyo de Araguás pase a manos de la Diputación General de Aragón.

Según apuntaron fuentes de la consejería de Educación y Cultura, la cesión es gratuita y el Gobierno aragonés se compromete a que las actuaciones que lleve a cabo no dañen su carácter religioso ya que se trata de un espacio dedicado al culto. Cultura deberá mantener como tal el cementerio anexo al templo y que utilizan algunas poblaciones sobrarbenses. Asimismo, como propietaria del inmueble, la Diputación General de Aragón se compromete a conservarlo.

Cabe apuntar que el Ejecutivo autónomo está a la espera de la respuesta del Ministerio de Vivienda para cometer obras de rehabilitación en el monasterio, declarado en 2002 Bien de Interés Cultural (BIC).

Vivienda se comprometió a la gestión de la reconstrucción del interior y del claustro del monumento con una partida de 800.000 euros dentro de los Presupuestos del Estado para 2008 en dos anualidades, recibiendo para este primer año 200.000. Concretamente, se espera acometer trabajos de restauración en los arcos y paredes del interior de la iglesia, la pavimentación y la parte de la cubierta y pilares del claustro, y el arreglo del jardín y de la valla exterior. Las últimas intervenciones en el edificio sobrarbense datan de hace un lustro, en 2003, cuando una tormenta causó destrozos en el tejado de la iglesia.

La parte privada, en venta

Por otra parte, hay que recordar que la zona privada del monasterio de San Victorián se puso de nuevo a la venta a principios de este mes de julio, después de la respuesta negativa que hizo Gobierno de Aragón a la oferta presentada por su propietario, Luis Vecino.

Tras varias reuniones entre la administración y el vendedor, Patrimonio manifestó a Vecino que no estaban interesados en la compra de esa parte. El empresario ofreció al Gobierno de Aragón los edificios anexos al claustro y la iglesia bien por 1,5 millones de euros bien por "la posibilidad de recibir otra cosa a cambio".

Etiquetas