Despliega el menú
Aragón

RIBERA ALTA DEL EBRO

El albergue de Alagón sigue cerrado, pese a haber invertido en él más de 340.000 €

El Ayuntamiento todavía no sabe cómo gestionará las instalaciones que le cedió la Confederación Hidrográfica ni qué tasas tendrá. El edificio no tiene licencia de actividad.

El albergue de Alagón ya está listo, aunque sigue sin abrir sus puertas. Las obras concluyeron hace varios meses y, por fin, se ha equipado, pero sigue sin licencia de actividad. De cuándo se abrirá o cómo se va a gestionar, todavía no se sabe nada. En el Ayuntamiento aseguran que se intentará agilizar al máximo, pero aún no tienen claro cuál será el modelo para administrar las instalaciones ni qué tasas tendrá su utilización.

De momento, según explicó el alcalde, el socialista José María Becerril, se está conociendo el funcionamiento de otros albergues en distintos municipios de la provincia. "El principal problema que tenemos ahora es qué vamos a hacer con él. Si hemos invertido tanto dinero es para uso y disfrute de los vecinos, pero la CHE dio la concesión al Ayuntamiento y eso no nos permitirá alquilarlo a otra empresa", dijo Becerril. "En una instalación así no se busca amortizarla como si fuera una entidad privada, sino que se busca más un beneficio social y cultural", añadió y puso como ejemplo que se alojen participantes en intercambios culturales o deportivos.

La Confederación Hidrográfica del Ebro cedió estas instalaciones de la antigua casa de paradas, ubicadas en el paraje "El Caracol", al Ayuntamiento por 50 años. En ellas se empezó a trabajar ya en el 2003. Hasta la fecha, se han invertido algo más de 323.000 euros y, para este año, está previsto un gasto de unos 20.100 euros más. Parte de esta cantidad ha sido financiada por diferentes instituciones.

El Ayuntamiento se plantea ahora que sea la sociedad municipal, Jarea de Gestión (que, entre otras cosas, se encarga del urbanismo), la que administre las instalaciones, aunque para eso antes deberían aprobar una modificación de sus estatutos.

En cuanto a la nueva ordenanza que regulará el uso de las instalaciones y las tasas que se cobrarán por él, el equipo de gobierno prevé tenerla lista antes del mes de octubre. De esta forma, en el próximo presupuesto podría incluirse ya una estimación de los gastos que supondría, aunque tampoco se tiene cerrado qué tipo de contrataciones ni cuántas deberán hacerse para ponerlo en marcha.

"Está previsto que a finales de año esté definida la gestión", añade Becerril, que sin embargo no se aventura a dar una fecha de apertura del albergue, aunque asegura que se va a intentar agilizar al máximo.

Capacidad para 44 plazas

Las instalaciones tienen capacidad para 44 plazas. Disponen de ocho habitaciones (dos de ellas dobles y el resto para entre 6 y 8 personas), baños en la primera planta y un hogar social, con cocina y comedor en la parte baja.

Además, también se destinará un espacio para un Aula de la Naturaleza, que tendrá una entrada independiente (esta ya cuenta con licencia de actividad).

Uno de los baños está adaptado para personas con movilidad reducida, para las que también se ha previsto una silla elevadora que accede a la primera planta.

En la reforma, se han respetado tanto la decoración al fresco de las paredes (como se observa en el dormitorio de la fotografía) como el pavimento original en barro cocido. Las obras han contado con financiación del Plan de Infraestructuras de la Diputación Provincial de Zaragoza, el Inaem, el departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón y el propio Ayuntamiento.

Etiquetas