Despliega el menú
Aragón

MATARRAÑA

El único cine que queda en Valderrobres podría cerrar sus puertas en septiembre

La única sala de proyecciones existente en toda la comarca del Matarraña, el cine Montecarlo de Valderrobres, podría cerrar sus puertas a mediados de septiembre si las instituciones públicas locales, entidad comarcal y ayuntamiento, no se implican económicamente con el objetivo de mantener el servicio en funcionamiento.

Las continuas pérdidas que sufre el espacio fílmico en los últimos meses han llevado al negocio a una situación económica insostenible. "Para que las películas sean rentables, tenemos que vender de 250 a 300 entradas por semana, y en el último medio año apenas llegábamos a 150", explicó José Carregui, gerente de la sala Montecarlo de la capital matarrañense. Añadió que desde el mes de enero hasta el pasado mayo han sufrido unas pérdidas totales de 10.000 euros, unos 800 por semana. Según el gerente, en vista de la gravedad de la situación, él y su socio decidieron cerrar las instalaciones en junio. Sin embargo, afirmó que ha querido mantener abiertas las instalaciones hasta septiembre para comprobar si las instituciones deciden implicarse en el mantenimiento del cine.

Hace varios meses que el gerente intenta que, tanto el Ayuntamiento de Valderrobres como la comarca del Matarraña, se comprometan para resolver la situación poniendo de manifiesto lo importante que es contar con una sala de cine y unas instalaciones multiusos. "He enviado cartas informativas a las instituciones e incluso he tenido reuniones con ellas", dijo Carregui.

Sin respuesta

Sin embargo, hasta ayer las administraciones locales no dieron una respuesta al gerente. En una reunión mantenida en la sede de la comarca del Matarraña, ambas instituciones propusieron al empresario que les entregara un proyecto de colaboración para poder evaluarlo en sus respectivos órganos de gobierno. Según el gerente, la colaboración puede basarse en la financiación de una quincena de películas al año por parte de ambas entidades y que se exhibirían de forma gratuita en las instalaciones de la sala Montecarlo.

"Si asumen una película por mes y algún cine fórum, la sala podrá seguir funcionando", dijo. El gerente añadió que, además, si sufragan este lote anual de películas, también podrán usar las instalaciones exteriores sin ningún coste adicional. El proyecto será presentado en menos de un mes para que tanto el Ayuntamiento como la comarca puedan votarlo en pleno y, si están de acuerdo en los términos planteados por el gestor, aprobarlo.

A pesar del inicio de acuerdo, Carregui no está seguro de que las entidades públicas acepten colaborar con la sala y tiene claro que el cine "no puede seguir funcionando sin ayudas, puesto que es deficitario". Añadió que si el cine se cierra, no se volverá a abrir, ya que los propietarios legales de las instalaciones ya han manifestado que una vez clausurada la sala venderán todo el mobiliario, la pantalla y el proyector cinematográfico.

La comarca del Matarraña es uno de los territorios bajoaragoneses que, debido a sus características y a su baja densidad de población, no posee unos buenos servicios de este tipo, ni públicos, ni privados. Se trata del único cine de la Tierra Baja, a excepción del existente en Alcañiz y varias salas de pequeño tamaño en Calanda (CBC) y Alcorisa (Alcor82). Esta situación reduce todavía más las prestaciones a las que pueden acceder los vecinos de los municipios de este territorio.

Etiquetas