Despliega el menú
Aragón

ARANDA

Los temporeros de Illueca encuentran trabajo y la comarca les ofrece ayuda

Los inmigrantes han sido finalmente contratados para recoger cereza en Jarque. Las autoridades les invitan también a buscar otro alojamiento en buenas condiciones.

Los temporeros rumanos de Illueca recibieron ayer la mejor noticia de las últimas semanas: encontraron trabajo en la recogida de la cereza en Jarque. Aun así, las autoridades locales y comarcales ofrecieron ayuda a los inmigrantes y les instaron también a buscar otro alojamiento, ante las malas condiciones en las que actualmente se encuentran, en una nave sin electricidad ni agua caliente. De lo contrario, amenazan con denunciar la situación.

Una delegación formada por el alcalde illuecano, Fernando Escribano, el presidente de la comarca, Enrique Forniés, una trabajadora de los Servicios Sociales, el concejal de CHA Abelardo Sisamón y el presidente de la agrupación local del PSOE, Jesús Vicente de Vera -como propietario de la instalación en la que se alojan-, se desplazaron a la nave a hablar con los temporeros, de los que solo permanecen una docena.

La delegación ya se había presentado allí por la mañana, pero en el local solo habían encontrado a dos inmigrantes. El resto, dijeron ellos mismos, estaba en el campo trabajando. Aun así, la comarca les ofreció ayuda en forma de comida y gasolina por si querían regresar a sus lugares de origen -una petición que los inmigrantes formularon el martes-. Además, avisaron de que regresarían horas más tarde.

Sobre las 19.30 se produjo el encuentro entre ambas partes, que se desarrolló sin incidencias. El presidente comarcal y el primer edil de Illueca instaron a los temporeros a buscar otro alojamiento ante la mala situación en que se encuentran actualmente, sin servicios básicos y con el peligro de que se origine un incendio. La trabajadora de los Servicios Sociales instó a que el traslado se efectúe de inmediato. Por su parte, los inmigrantes se mostraron de acuerdo con el cambio de residencia.

El alcalde illuecano se mostró, tras el encuentro, esperanzado en que todo vaya bien: "La disposición que hemos encontrado es buena, parece que solo quieren trabajar para ganar algo de dinero". Escribano no quiso entrar a valorar cuál sería el siguiente paso si los temporeros se niegan a abandonar la nave del polígono.

"Tienen que alquilar una vivienda, no se pueden quedar ahí, es algo insalubre", manifestó por su parte el concejal de CHA Abelardo Sisamón, que acompañó al alcalde illuecano y al presidente comarcal en las conversaciones con los temporeros.

El grupo inicial, compuesto por unas 40 personas, llegó a Illueca a comienzos de mayo en busca de trabajo. Sin embargo, las adversidades meteorológicas habían impedido hasta ahora que los inmigrantes fueran contratados, motivo por el que la mitad abandonaron la localidad la semana pasada.

Todos se alojaban en una nave perteneciente al presidente de la agrupación local del PSOE, Jesús de Vera, que el martes dijo haber actuado así "por caridad". La instalación no tiene electricidad, pero sí agua corriente. Ante la falta de dinero y las bajas temperaturas, los inmigrantes se habían visto obligados a buscar entre los contenedores ropa de abrigo.

En total, hasta 4.000 temporeros de los 10.000 previstos para la campaña de la cereza podrían haberse quedado sin trabajo por las intensas precipitaciones de las últimas semanas, que han acabado por malograr gran parte de la cosecha de esta fruta, la que más gente emplea de toda la recolección. En Valdejalón, uno de los principales focos de infravivienda de Aragón, no se han registrado sin embargo problemas.

La comarca del Aranda no tiene una gran superficie dedicada a la cereza, que se concentra en localidades como Jarque o Gotor. Es la primera vez que las autoridades locales han tenido que afrontar un problema de estas características.

Etiquetas