Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

COMARCA DE VALDEJALÓN

Ricla no descarta construir un nuevo pabellón ante los problemas del actual

El polideportivo, que fue inaugurado hace una década, lleva cerrado cuatro meses por la inestabilidad de los cimientos.

Los problemas que presenta el polideportivo de Ricla, inaugurado hace apenas una década, podrían llevar al Ayuntamiento a construir un nuevo pabellón. El centro lleva cerrado desde febrero debido a la inestabilidad de los cimientos, lo que ha provocado la aparición de numerosas grietas por las paredes.

Esta es la segunda vez que el Consistorio se ve obligado a sellar las puertas de esta instalación, y por el mismo motivo: la necesidad de consolidar el suelo. 1999, dos años después de que el Ayuntamiento recepcionara las obras del pabellón, ya fue necesario inyectar cemento en el subsuelo para asentar las paredes del centro.

Al parecer, la causa de estos problemas es la existencia de una antigua gravera bajo las paredes del polideportivo, que no fue localizada en las catas realizadas antes de construirlo, según fuentes municipales. La oquedad que resultó de la extracción de gravas fue rellenada con escombros de todo tipo escasamente compactados.

La aparición de vistosas grietas llevó a la corporación riclana a solicitar un informe que determinase el estado del centro. Este documento fue elaborado por los servicios técnicos de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) y sus contundentes conclusiones llevaron al Consistorio a clausurar, en principio de forma temporal, esta instalación.

El informe sobre las "patologías" descubiertas deja claro, tras realizar un análisis de la situación, que "no es posible autorizar" su uso "por la falta de seguridad" que generaría acontecimientos meteorológicos "de intensidad suficiente". El estudio hace referencia a la operación de consolidación del centro que se realizó al poco de concluir las obras "mediante inyecciones de hormigón en el terreno", una actuación que no ha sido "capaz de evitar" que se produzcan "nuevos desplazamientos" en los apoyos.

El problema que tiene el Ayuntamiento de Ricla es que, así como en 1999 las reparaciones fueron sufragadas por la mutua ASEMAS, en esta ocasión el coste irá por cuenta de las arcas municipales. Por ello, la corporación riclana esperará a conocer a cuánto ascenderá el importe de estos arreglos, y si existe la garantía de que los trabajos serán realmente efectivos, para tomar una decisión definitiva, que podría pasar por construir un nuevo centro, como reconoció el alcalde de Ricla.

"Queremos ver cuál es el presupuesto que nos dan, pero también, lo que es más importante, cómo quedará el pabellón", aseguró ayer Francisco Romeo (CHA). En principio, los técnicos han mencionado que el importe rondará los 120.000 euros, pero esta cifra es por ahora solo orientativa. El Ayuntamiento se puso en comunicación con la empresa que levantó el polideportivo, Constructora Hispánica, que se eximió de responsabilidad y remitió al arquitecto de la obra.

Relleno con hormigón

En su diagnóstico, el informe de la DPZ recomienda realizar un estudio geotécnico, diseñar un cosido con micropilotes en los terrenos sometidos a cargas, pedir una peritación al fabricante de la estructura de hormigón que fue colocada en su día para analizar el estado de tensiones y realizar un atado en cabeza de los pilares que impida el movimiento independiente de cada uno. "Se va a rellenar con hormigón y hierro los cimientos, hasta llegar a suelo firme", resumió el alcalde riclano.

El polideportivo es utilizado fundamentalmente para actividades deportivas, y también para algún acto lúdico aislado, como comidas de hermandad. Los riclanos deben utilizar ahora instalaciones del colegio de los Salesianos en La Almunia y otras del Ayuntamiento almuniense.

Etiquetas