Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

LA HOYA DE HUESCA

Oposición frontal en Cuarte a un vertedero de residuos industriales

El Gobierno de Aragón condiciona la instalación al acuerdo con el Ayuntamiento de Huesca, que hace un año rechazó tajantemente la ubicación en su término municipal.

Los vecinos de Cuarte, barrio rural de Huesca, han empezado a movilizarse para frenar la construcción de un vertedero de residuos industriales no peligrosos en su término, una amenaza que ya pesó sobre esta localidad hace un año. Entonces el Ayuntamiento descartó el proyecto, pero luego lo incluyó en el pacto de gobierno con el PAR.

La empresa Mariano López Navarro tiene una opción de compra sobre 18 hectáreas de suelo rústico que ha ofertado al Gobierno aragonés como posible ubicación. La alternativa de Cuarte surgió después de que el Ayuntamiento de Lupiñén, tras realizar una consulta vecinal, la rechazara.

Los 85 habitantes del núcleo rural participaron el pasado fin de semana en una asamblea y, según el alcalde pedáneo, Rafael Velázquez, más del 95% rechazó la ubicación. La principal razón de la oposición es que el vertedero se localizaría a solo 1,5 kilómetros de Cuarte y a una distancia similar de Banariés, otro barrio pedáneo. Cerca están también el Parque Tecnológico Walqa, el instituto Pirámide y la Escuela Universitaria Politécnica. Entre los motivos de preocupación está el continuo paso de camiones cargados con desechos industriales.

"Nos enteramos, no por el Ayuntamiento de Huesca sino por otras personas, que había una opción de compra sobre estos terrenos. El Gobierno de Aragón ya nos ha dicho que es la única ubicación posible para el vertedero", explicó el alcalde pedáneo.

La localidad ha conseguido el apoyo de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Huesca. Velázquez tiene previsto reunirse esta tarde con el alcalde. Ayer pudo conversar unos minutos con los ediles de Municipios Incorporados, Lourdes Plana, y Fomento, Fernando Lafuente, ambos del PAR. Criticó, no obstante, la indiferencia mostrada por el edil de Medio Ambiente, Germán Sanromán, del PSOE, que "ha declinado incluso saludarnos".

El Plan de Gestión Integral de Residuos de Aragón contempla cuatro vertederos de residuos industriales no peligrosos: en Zaragoza, Teruel, Monzón y Huesca-Sabiñánigo. En este último caso, el departamento de Medio Ambiente sacó a concurso la concesión de estas instalaciones indicando en las bases que podían estar ubicadas en el entorno de Sabiñánigo -en un radio no superior a 15 kilómetros- o en el de Huesca capital -20 kilómetros-. Sin embargo, el concurso se declaró desierto ya que la única oferta presentada por la empresa López Navarro era Lupiñén, cuyos vecinos se opusieron frontalmente.

Así, se decidió negociar con todas las empresas que se habían presentado a los otros concursos y finalmente se presentó un único licitador -López Navarro-, con una propuesta para Cuarte que cumple con todos los requisitos técnicos. Fuentes de Medio Ambiente subrayaron que hasta ahora solo se ha hecho una "adjudicación provisional" y que continúan las negociaciones sobre "algunos extremos del contrato" por lo que aunque la propuesta inicial sea Cuarte "puede que acabe construyéndose en otro lugar". Y es que dejaron claro que la ubicación definitiva se decidirá "con acuerdo entre la empresa y el Ayuntamiento correspondiente".

Etiquetas