Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

MANCOMUNIDAD CENTRAL DE ZARAGOZA

Muere un hombre en un nuevo accidente en la N-232, en El Burgo

Un hombre de 51 años, El Hassan E. M., falleció a primera hora de la mañana de ayer tras sufrir un accidente de tráfico en la N-232, a la altura de la urbanización Virgen de la Columna, de El Burgo de Ebro, muy cerca de uno de los puntos negros de las carreteras aragonesas.

El suceso ocurrió a las 6.45 en el kilómetro 219,75 de esta vía. Un vehículo articulado de transporte de áridos chocó por causas que se desconocen contra un turismo Mercedes Benz. Tras la colisión, el conductor del turismo, de nacionalidad marroquí, falleció. El conductor del camión resultó herido leve.

En lo que va de año, esta carretera solo ha registrado este accidente mortal. El pasado año, un vecino de Zaragoza de 40 años perdió la vida tras salirse de la vía y caer a un campo de labor. En ambos casos, el suceso ocurrió en un lugar muy próximo a uno de los puntos negros de las carreteras aragonesas.

Según la Dirección General de Tráfico, la N-232 tiene cuatro puntos negros, entre ellos, uno en el kilómetro 212,3, el más próximo al lugar donde ocurrió el accidente de ayer. Pero además, en la travesía de El Burgo, también se han producido algunos atropellos mortales.

Deficiente estado de la vía

Por eso, Chunta aprovechó para pedir, una vez más, que se hagan mejoras en la carretera de Castellón y que se agilicen al máximo las obras de la variante de El Burgo. "El tramo entre El Burgo y Fuentes se encuentra en muy deficiente estado de conservación lo cual supone un constante riesgo para la cantidad de usuarios que tiene, los cuales se han visto incrementados por la puesta en marcha de los polígonos industriales de La Cartuja, El Burgo, Fuentes y los accesos a Saica, entre otros", apuntó Marisa Fanlo, vicesecretaria general de política interna de la agrupación nacionalista.

La ronda que evitará que el tráfico pase por la vía que divide en dos el casco urbano de El Burgo se está construyendo. En la actualidad, los vecinos conviven con el riesgo constante de tener que cruzar una carretera con un elevado volumen de tráfico pesado.

La intensidad media del tráfico por la N-232, que parte el casco urbano, es de 13.000 vehículos diarios, más otros 2.500 que proceden de Belchite. Las previsiones dicen, además, que ambos dígitos podrían duplicarse en 20 años.

Los trabajos, que han estado detenidos por un tiempo, se retomaron en octubre. Pese a ello, no será fácil abrirla al tráfico antes de fin de año, como pretende Fomento. El coste de esta infraestructura rondará los 15 millones.

El Ministerio también impulsa la variante de Fuentes, que conectará con la anterior y cuyas obras están más avanzadas. Podría estar acabada a mitad de 2008.

Etiquetas