Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

MONEGROS

El PP acusa al alcalde de Grañén de usar a las brigadas para trabajar en su casa

Los populares piden la dimisión del responsable municipal, Juan Antonio Rodríguez. Este asegura que se trató de un arreglo "puntual" en el tejado, "fruto de la casualidad".

El grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Grañén exige la dimisión del alcalde socialista, Juan Antonio Rodríguez, al que acusan de utilizar las brigadas municipales para realizar mejoras en su vivienda. Los populares basan su denuncia en una serie de imágenes que recibieron "de forma anónima", según manifestó el portavoz de esta formación, Carlos Sampériz, y en las que aparece el camión-grúa del consistorio junto a la casa del primer edil y dos operarios municipales sobre el tejado de la misma. En su defensa, el alcalde de la localidad, que reconoce los hechos y que aparece fotografiado junto a los trabajadores, asegura que se trató de un hecho "puntual" y "fruto de la casualidad".

De acuerdo a la denuncia recibida por el PP, las imágenes fueron tomadas el pasado mes de noviembre y dentro del horario laboral de los operarios, por lo que Sampériz exige "responsabilidades" y espera la "inmediata dimisión del alcalde".

No obstante, Rodríguez considera que la solicitud de los populares es "excesiva", ya que explica que los hechos se produjeron de forma casual cuando los operarios se disponían a realizar una actuación en una farola próxima a su domicilio. "Al encontrarse en la zona, les pedí prestada la escalera para recolocar la chimenea de mi casa y ellos mismos, que están más acostumbrados, se ofrecieron a prestarme su ayuda. Hubieran hecho lo mismo, como ya ha sucedido, en caso de que se tratara de cualquier otro vecino", explica el primer edil.

Denuncia "miserable"

En su opinión, la denuncia del PP raya lo "miserable" y es un ejemplo de "pésima" oposición. "Si me hubiese parecido ilícito, me hubiera escondido y no lo hubiera hecho a plena luz del día", argumenta. Rodríguez asegura que a los operarios les costó "únicamente unos cinco o diez minutos" corregir la orientación de la chimenea y que, en todo caso, tal y como aparece en una de las imágenes, la actuación se demoró algo más "al romperse una de las tejas y tener que ser reemplazada".

La propuesta de dimisión y reprobación de hechos solicitada desde el PP ya ha sido presentada en el Consistorio y según explicó Sampériz, debería haber sido incluida en el orden del día del último pleno municipal, que se celebró el pasado miércoles. No obstante, el equipo de gobierno decidió posponerla al próximo pleno debido a que se presuponía una sesión "ya de por sí demasiado densa", apuntó Rodríguez.

Etiquetas