Despliega el menú
Aragón

RIBERA BAJA DEL EBRO

Gelsa urge financiación para continuar con las obras del centro de día

El edificio contará con una sala de estar, un comedor, gimnasio para rehabilitación y varias aulas para otros usos.

El Ayuntamiento de Gelsa urge financiación para continuar con las obras del centro de día. Unas instalaciones que, una vez listas, comenzarían a funcionar como hogar del jubilado para sustituir al actual, que se ha quedado pequeño.

El centro contaría con una sala de estar, un comedor, un gimnasio, aulas para otros usos y gerencia. "La comarca da servicio de comedor, a través del bar de Gelsa, a unos cuatro ancianos que lo socilitaron", explica la alcaldesa, Francisca Pilar de la Torre. "La demanda del servicio se irá viendo una vez que esté listo y, entonces, veríamos cómo gestionarlo", añade.

La parcela donde se empezó a construir el centro está entre la calle de Las Lebatas y la Ronda de la Huerta Vieja, en una zona de futuro crecimiento del pueblo. El solar tiene una superficie superior a los 1.700 metros cuadrados, de los cuales 700 se destinarán a la construcción del edificio. Además, el Consistorio prevé un espacio en la parte trasera para hacer una zona ajardinada.

La primera fase de las obras tiene un presupuesto de 250.000 euros, que han sido financiados por el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) del Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento (que ha aportado 50.000 euros) y la empresa Arascón Vías y Obras es la encargada de los trabajos. El presupuesto total de la obra es de 1.042.530,44 euros.

Tres volúmenes en la fachada

El proyecto ha sido redactado por Lorente Arquitectos Ingenieros, que explicaron que el conjunto de edificios se compone de tres volúmenes principales en planta calle.

"La fachada exterior propone un juego repetitivo de volúmenes, combinando de esta forma el revestimiento cerámico de ladrillo rústico con la piedra del lugar (muros de mampostería)", explica Juan Carlos Lorente. "La combinación cromática se entiende acorde con el entorno y el propio municipio, con presencia de tonos marrones claros, combinando colores, volúmenes y formas armónicas", añade.

"El hogar del jubilado está en la planta baja del Ayuntamiento", comenta la alcaldesa. Un lugar que asegura se ha quedado pequeño para el número de mayores que lo utilizan.

Por eso y atendiendo al previsible aumento en la demanda de servicios como el comedor social, el Consistorio urge ayudas económicas para poder financiar la obra. "Los trabajos están parados ahora por falta de financiación", apunta la socialista. Hasta ahora, los trabajos se han centrado en los cerramientos y el tejado.

Etiquetas