Despliega el menú
Aragón

RIBAGORZA

Licitada la primera fase del Centro del Vuelo proyectado en Castejón de Sos

Se empezará por la construcción de una colina artificial con materiales de una escombrera de obras

El Ayuntamiento de Castejón de Sos ha dado a conocer el pliego de cláusulas administrativas que regirá el contrato de las obras de construcción de una colina artificial que formará parte del Centro de Interpretación del Vuelo que se construirá en la localidad. Los trabajos costarán 100.000 euros y suponen la primera fase de un proyecto que pretende reutilizar la escombrera de desechos constructivos para ubicar un parque centrado en la promoción y el aprendizaje de las técnicas del vuelo libre y del parapente.

"Es un proyecto que nos presentó Javier Bielsa, un vecino de la localidad que, con su hermano, fue el introductor histórico del parapente en Castejón de Sos y en el Alto Aragón", comenta la alcaldesa, María Pellicer, quien recuerda que el objetivo de esta iniciativa es aprovechar los materiales de la escombrera para construir una colina artificial que será la base de un campo de aprendizaje y perfeccionamiento técnico de los parapentistas que acudan a Castejón de Sos.

Localizado en el antiguo vertedero de Castejón y junto al campo de vuelo de ultraligeros, el centro pretende, según la alcaldesa, "aumentar la calidad de los servicios del vuelo libre y de la oferta turística en el territorio".

El proyecto contempla construir en la escombrera una pendiente que sea escuela de futuros parapentistas en una colina de 10 metros de altura por unos 100 de base que es la primera fase de las obras previstas. "Pero el conjunto es mucho más ambicioso -comenta la primera edil- porque después se construirá una segunda colina bajo la cual se integrará un edificio singular de unos 600 m2 en el que tendrán cabida diversas aulas para la enseñanza del parapente, un pequeño museo sobre la historia del vuelo libre, un espacio de documentación gráfica y bibliográfica sobre el parapente y otras dependencias relacionadas con este deporte, salas de reuniones y espacios destinados a la simulación de vuelo".

La reutilización de los materiales que propone este proyecto es uno de los puntos a favor de una iniciativa que apuesta por el reciclaje. Pellicer apunta que "en lugar de enronar determinados materiales, vamos a sacarles partido y a utilizarlos para hacer una pendiente artificial que se complementará con un edificio que será un museo del vuelo libre".

Etiquetas