Despliega el menú
Aragón

LA LITERA

Denunciado el consistorio de Castillonroy por vender un terreno que no era suyo

La promotora que ha presentado la demanda pide que se anule el proceso de adjudicación. El alcalde cree que el contencioso arruina las expectativas de crecimiento de la localidad.

El ayuntamiento de Castillonroy sacó a subasta la venta de unos terrenos que, en el momento de la licitación, no eran suyos. Así se desprende del escrito de demanda presentada por la mercantil Promoclot S.L. ante el juzgado de Huesca a principios del pasado mes de marzo, una denuncia en la que reclama que se declare nulo todo el proceso tanto por el carácter lesivo que entraña para la promotora denunciante como para el propio municipio de Castillonroy.

Todo se remonta al mes de julio de 2006, cuando en el Boletín Oficial de la Provincia de Huesca (BOPH) se licita la subasta del polígono industrial de dicha localidad literana. La mercantil Promoclot S. L. decide presentarse y pide el pliego de condiciones. Según aseguran en la demanda, en el documento no aparecen los metros cuadrados que se subastan por lo que solicita información en el Ayuntamiento de Castillonroy. Allí se le entrega una copia del plano del proyecto que sirvió de base para la urbanización del suelo industrial, de donde se deduce que son 6.497 metros cuadrados los licitados y propone un precio de 34 euros por metro.

Transcurridos unos días, el 24 de julio, se abren las proposiciones presentadas. Además de la de Promoclot, existe otra propuesta, la de Lotina-Martínez S.L. que oferta un precio cerrado para todo el polígono que, dividiéndolo por los metros cuadrados que ellos consideran que tiene el terreno, 6.125 (372 menos que la otra), sale una oferta de 37 euros el metro. El 17 de septiembre, en sesión de pleno extraordinaria, se adjudica el polígono a Lotina-Martínez, empresa que pertenece a la misma persona que la que realizó la urbanización del polígono, Novex S.A., según apuntaron fuentes cercanas al caso.

Pero Promoclot al no haber recibido ningún tipo de notificación del ayuntamiento respecto a la resolución de la adjudicación decide, ya en el mes de febrero de 2007, ir al registro de la propiedad para comprobar a quien se le adjudicaron las parcelas. Es entonces cuando descubre que la finca pertenece a un tercero, Lo Grog de Coll S.A., ya que la permuta ofertada en 2005 no se había llevado a cabo porque la Dirección General de Administración Local y Política territorial del Gobierno de Aragón informó que "no era posible su realización por exceder de los límites legales establecidos para dicha operación patrimonial". A pesar de no ser propiedad del Ayuntamiento, éste la urbanizó y subastó.

Es entonces, cuando Promoclot lo descubre, cuando comienza a solicitar documentación al consistorio y presenta un recurso contencioso-administrativo. En la demanda, además de solicitar que se declare nulo todo el proceso por el carácter lesivo que entraña para la promotora, también indican que ha sido lesiva para el propio consistorio de Castillonroy. Y es que para legalizar la situación, en enero de 2007, el pleno toma conocimiento de la cesión "gratuita" de la finca de 13.000 metros cuadrados en la que se ubica el polígono (que tiene un valor según sus propios documentos de 15.748 euros).

No obstante, el calificativo gratuito no es tal ya que a cambio el Ayuntamiento practicó una segregación del terreno de 3.520 metros cuadrados. Estas parcelas, cinco en total y ya urbanizadas, fueron a parar a manos de la mercantil Lo Grog de Coll S.A. y su valor en el mercado es de 105.000 euros.

"Ha costado cero euros"

El alcalde Fondevila quiso dejar claro que "al pueblo el suelo industrial le ha costado cero euros, pero a partir de la denuncia habrá que ver si sigue siendo así". Asimismo añadió que está preocupado por los retrasos que pueda sufrir la puesta en marcha de la zona industrial y "las negativas consecuencias que esto puede tener para el desarrollo de la localidad y el perjuicio económico si se anula el expediente, porque habría que indemnizar al adjudicatario del polígono".

Respecto a las indemnizaciones que solicita la empresa denunciante dice que no entiende "dónde está el perjuicio económico porque, que yo sepa, no ha perdido nada porque nada ha tenido que gastar, solo perdió un concurso en el que su oferta era peor que la del otro aspirante".

El primer edil, además, ya anunció que si el juez anula todo el expediente "yo no voy a recurrir la sentencia, si hay que volver a iniciarlo se hace, porque al Ayuntamiento le da igual quien se quede el polígono".

Etiquetas