Despliega el menú
Aragón

COMUNIDAD DE CALATAYUD

Hallan los restos arqueológicos de un gran cementerio islámico en Calatayud

Según los primeros indicios, habría sido utilizado entre los siglos X y XII. Se trata del segundo descubrimiento de relevancia en el casco urbano en apenas cuatro meses.

Los arqueólogos han hallado en el subsuelo de Calatayud un cementerio musulmán de gran tamaño, que habría sido utilizado entre los siglos X y XII.

Según los expertos consultados, este cementerio de época islámica era de muy alta densidad. Los primeros indicios del mismo aparecieron hace tres años en otras prospecciones arqueológicas realizadas en un solar próximo al de ahora.

Estos restos arqueológicos se encuentran ubicados en el sector de la Puerta de Terrer, conocido también como Puente Seco, el mismo en el que a mediados de los años 90 se encontraron restos de una ciudad celtíbera.

El hallazgo demuestra que este terreno no dejó de tener pobladores desde la época celtíbera, ya que posteriormente fue ocupado por una ciudad romana y, con el paso de los siglos, los musulmanes también lo utilizaron.

El solar en el que están trabajando los arqueólogos en estos momentos empezó a ser analizado en septiembre, de acuerdo a las habituales catas arqueológicas a que obliga la normativa antes de que se inicie la construcción en una parcela situada en el área histórica de Calatayud.

Las prospecciones dieron con restos medievales que, poco a poco, fueron sacando a la luz partes de construcciones de la antigua Judería de Calatayud y enterramientos musulmanes.

Los expertos consultados han indicado que los restos que se han encontrado son de elevado valor histórico, pero no monumental, por lo que una vez documentados al completo, el solar quedará listo para que se pueda edificar en él, tal y como estaba previsto.

De los datos, materiales constructivos y restos óseos encontrados hasta ahora se desprende que en este punto estaba un cementerio musulmán de gran densidad de enterramientos, ya que fueron sepultados cientos de cuerpos.

Asimismo, los restos encontrados indican igualmente que, tras la Reconquista cristiana de la ciudad, la judería se extendió por esta zona, se amplió la barriada hebrea y se construyeron viviendas sobre el cementerio musulmán.

Estos no son los primeros enterramientos musulmanes hallados en Calatayud, ya que a lo largo de los años han aparecido restos aislados en otros puntos, que indican que hubo cementerios islámicos de mayor o menor tamaño en la ciudad. Pero, hasta ahora, se encontraban enterramientos aislados, no una cantidad como la detectada ayer.

Este es el segundo hallazgo de relevancia arqueológica urbana hallado en Calatayud en solo unos meses, después de que este invierno quedaran a la luz, también en pleno casco urbano, los restos de unas termas romanas de gran tamaño.

Se descubrieron a finales de diciembre de 2007, cuando se llevaban a cabo los trabajos previos a la construcción de un edificio de viviendas en la plaza de Ballesteros. El solar se ubica detrás del cine Principal y de la avenida de San Juan el Real, dentro del perímetro donde es obligatoria la realización de catas arqueológicas. De hecho, fueron esos sondeos iniciales los que concluyeron la existencia de restos romanos.

Etiquetas