Despliega el menú
Aragón

COMUNIDAD DE CALATAYUD

Calatayud promueve un plan para construir 200 pisos

Facilitar vivienda a un precio asequible y dinamizar la construcción son los objetivos por los que se pone en marcha un plan municipal de vivienda en Calatayud. El Ayuntamiento será promotor de las actuaciones o pondrá a la venta suelo propio para la construcción de casas protegidas de distintas categorías.

"Lo importante es que a los trabajadores de la construcción no les falte trabajo y que el tipo de pisos cubra a todos los sectores de la población", explicó el presidente de la comisión de urbanismo, José Antonio Sanmiguel.

El plan tendrá en cuenta a un sector con dificultad para adquirir vivienda en el mercado libre, pero con ingresos superiores a los fijados para acceder a un piso protegido en la Comunidad Autónoma de régimen general. Por esta razón, algunas de las promociones serán VPA a precio tasado, es decir, con un precio de venta mayor que las de régimen general, pero destinadas a solicitantes con ingresos también superiores.

Al final de este plan, que comienza a ejecutarse este año y se prolongará hasta 2011, se habrán levantado un total de 200 viviendas protegidas. Inicialmente, 35 serán promovidas por el Consistorio en régimen de alquiler y en dos zonas de la ciudad. En el Camino de Valdearenas irán 24 pisos para colectivos con ingresos mínimos y en Galapaguillo se harán 11 destinadas a jóvenes.

El resto (150) se levantarán en las parcelas que se saquen a concurso por parte del Consistorio. El pleno del pasado martes aprobó sacar a concurso un primer solar en el barrio de San Antonio, frente al Hospital Ernest Lluch. Aquí se levantarán 12 viviendas protegidas en régimen general.

En ese mismo barrio, en la zona llamada Ultrabaratas, irán otras 90 VPA de régimen general, 30 más en la avenida de la Diputación y 8 en la calle del Trinquete. Para quienes tengan mayores ingresos que los exigidos para los pisos de régimen general, se dispondrá del solar de la calle de Padre Claret, una vez derribado el conocido como edificio de sindicatos. Aquí, el promotor deberá levantar 20 viviendas de precio tasado y entregar al Consistorio los bajos para locales comerciales.

El año pasado se alcanzó una cifra récord en Calatayud con más de 500 licencias para nueva vivienda. "Este primer trimestre estábamos preocupados porque habían descendido mucho, pero en abril se han dado ya más licencias que en los tres meses anteriores", indicó Sanmiguel. Con estos datos, parece que la crisis inmobiliaria no se está notando en la ciudad.

Etiquetas