Despliega el menú
Aragón

BAJO ARAGÓN

El Ayuntamiento de Alcañiz ordena el cierre del campin

La decisión está motivada por la existencia de filtraciones de aguas residuales. La empresa aún no ha clausurado las instalaciones, donde viven familias.

El Ayuntamiento de Alcañiz tomó ayer la decisión de cerrar el campin La Estanca a causa de la existencia de filtraciones de aguas residuales. Esta determinación ha sido tomada de forma provisional para evitar la contaminación del embalse, que proporciona agua de boca a las pedanías de Valmuel y Puigmoreno. A pesar de la orden, las instalaciones todavía siguen abiertas y la empresa gestora aún no lo ha comunicado a los usuarios. Es probable que el cierre se produzca entre el viernes y el lunes.

Hace varias semanas, los alcaldes de estas pedanías denunciaron que el campin vertía aguas sin depurar a La Estanca, por lo que el Ayuntamiento adoptó la medida provisional de cerrar la salida de la depuradora al lago y vaciarla con cubas de forma periódica. Sin embargo, esta medida no ha sido suficiente y los vertidos se filtraban, por lo que el equipo de gobierno alcañizano se ha visto obligado a cerrar las instalaciones.

Varias familias viven de forma permanente en el campin y, al cierre de esta edición, todavía desconocían la noticia. El Ayuntamiento no ha pensado en reubicar ni indemnizar a estos afectados. "Hay una orden de cierre inmediato. Todo el mundo sabe lo que es un campin. No es un lugar de residencia, por lo tanto, todos los usuarios deberán acatar esa orden de clausura y lo que esta suponga. Sin embargo, ya estamos trabajando para facilitar una resolución rápida que permita que el complejo vuelva a funcionar cuanto antes", afirmó Amor Pascual, alcaldesa de Alcañiz.

El campin es uno de los complejos con más plazas hoteleras de todo el Bajo Aragón. Se trata de un lugar privilegiado dada su cercanía a la Ciudad del Motor. De hecho, a partir de este fin de semana se esperaba ocupación máxima debido a la gran cantidad de pruebas que se tiene previsto disputar en los circuitos bajoaragoneses.

Por su parte, los actuales encargados de dirigir el campin exponen que el estado en el que se encuentra la planta depuradora no es competencia suya debido a que cuando se hicieron cargo del complejo ya se la encontraron en malas condiciones. Esto se produjo en la anterior legislatura, con el PP al frente. El partido argumentó ayer que la depuradora tuvo una serie de problemas que se debían solventar con una partida presupuestaria de 18.000 euros en 2007.

Con ese dinero, se pretendía reparar y cambiar los filtros y las bombas de la depuradora para que pudiera funcionar hasta la unión con el ramal de la Ciudad del Motor. Sin embargo, no se ha hecho así y se ha decidido esperar a la solución definitiva, es decir, unir la depuradora a través de un ramal con la red de abastecimiento de aguas de la Ciudad del Motor. Sin embargo, se trata de una obra cara y el Ayuntamiento no puede hacer frente a esa inversión. De hecho, ha solicitado ayuda al Instituto Aragonés del Agua. "Este proyecto costaría 470.000 euros", expuso Miguel Ángel Gracia, concejal de Medio Ambiente. De seguir así las cosas, los responsables de la gestión del campin están barajando incluso la posibilidad de abandonar la dirección del complejo.

Etiquetas